El comercio electrónico, más ventajas que desventajas

0
359
El comercio electrónico, más ventajas que desventajas
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La tecnología avanza a pasos agigantados y cada día los plazos, desde el desarrollo de estas innovaciones hasta su implantación en el día a día de la sociedad, se acortan en gran medida. Por eso, si tienes una empresa, quedarse atrás no es una opción, pues puedes avocar tu negocio al ostracismo si no lo actualizas con los tiempos.

Uno de los factores imprescindibles a tener en cuenta para alcanza el éxito empresarial es contar con una plataforma online desde la que lanzar tus productos y servicios, darlos a conocer y dar la posibilidad de adquirirlos de manera directa. Esto último es lo que se conoce como comercio electrónico o e-commerce, un modelo de negocio que implica realizar transacciones online y que tiene multitud de ventajas y algunos inconvenientes. ¡Veamos cuáles son!

Ventajas del comercio electrónico

El primer punto fuerte del comercio electrónico es que hace desaparecer las fronteras físicas para que nuestras empresas lleguen a cualquier punto del planeta. Da igual que el consumidor se encuentre en China, Nueva York o Estambul, a través de la red puede adquirir directamente nuestro producto o servicio, una razón más que suficiente para plantearse este modelo de negocio.

Pero hay muchas más. La versión electrónica de tu negocio no cierra. Está activa 24 horas todos los días del año, siempre a disposición del cliente. Los límites temporales de los establecimientos físicos también se difuminan en las ventas online, que además se amoldan a los horarios, estilos de vida y ubicaciones geográficas de los usuarios.

La venta de productos y servicios por Internet es muy atractiva para los empresarios porque permite reducir costes y ofrecer precios ajustados y constantes ofertas al cliente. Si nos olvidamos del alto precio que hay que pagar por mantener abierto un establecimiento físico, tanto a nivel material como en personal, poner en marcha nuestra idea de negocio se abarata sobremanera, hasta convertirse en algo asequible. Es por ello que el comercio electrónico es la opción más escogida por los emprendedores que disponen de poco capital para iniciar su proyecto.

Asimismo, el comercio electrónico te permite estar más cerca de tus compradores, conocer mejor sus opiniones, registrar sus gustos –algo que te ayudará a tomar decisiones empresariales-, atenderlos con rapidez y de manera personalizada. Una serie de disposiciones que mejorarán la experiencia de compra y fortalecerán la fidelidad del cliente.

Desventajas del comercio electrónico

En el otro extremo, y como en todo, existen algunos inconvenientes que también es necesario valorar a la hora de poner en marcha un comercio electrónico.

Por un lado, está la elevada competitividad. En la red se puede encontrar de todo y al usuario le resulta muy sencillo buscar en diferentes webs aquello que busca y comparar precios. En este sentido, es importante elaborar una estrategia de marketing que ayude a posicionar tu producto o servicio en el ciberespacio. ¡La mejor defensa siempre es un buen ataque!

También es cierto que el universo digital impide probar el producto o servicio al cliente antes de adquirirlo, aunque un buen servicio postventa puede paliar cualquier contratiempo, facilitando las devoluciones o los cambios.

Si bien hoy día casi todo el mundo está conectado, hay una pequeña parte de la población que no maneja Internet o desconfía a la hora de hacer compras en la Red. Aquí sería importante valorar a quién te diriges, cuál es tu público objetivo, y ver qué peso tiene el cliente offline en la balanza que te hará inclinarte, o no, a crear tu comercio electrónico.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here