España investigará con organismos genéticamente modificados para combatir el COVID-19

El Centro Nacional de Biotecnología construirá virus recombinantes basados en el genoma del coronavirus. El Gobierno aprueba cerca de 30 millones para investigación y moviliza 500 para ayudas empresariales.

0
167
España investigará con organismos genéticamente modificados para combatir el COVID-19
España invierte en investigación para frenar el coronavirus.
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Redacción. El Consejo de Ministros ha aprobado la adopción de medidas para agilizar la resolución de las solicitudes para investigación con organismos modificados genéticamente (OMG) cuando éstas tengan por objeto o se demuestre su utilidad para prevenir, combatir o contener la epidemia de coronavirus provocada por el virus SARS-CoV-2019 (SARS-2).

El régimen jurídico de la utilización confinada, liberación voluntaria y comercialización de organismos modificados genéticamente, establecido por la Ley 9/2003, de 25 de abril y desarrollado por Real Decreto 178/2004, de 30 de enero, establece una serie de trámites previos a la autorización de la utilización confinada o la liberación de organismos modificados genéticamente.

Ante la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19, se agilizarán los trámites que faciliten la actividad investigadora dirigida a dar una respuesta a la misma. Estas actividades con OMG pueden ser muy relevantes para impulsar las investigaciones necesarias para dar una respuesta eficaz a la pandemia.

CNB-CSIC 

Así, por un lado, se autoriza, específicamente, al Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) del Ministerio de Ciencia e Innovación, para el desarrollo actividades de utilización confinada de tipo 3 de organismos modificados genéticamente, en concreto, para la construcción de virus recombinantes basados en el genoma del coronavirus SARS-2 o SARS-CoV-2019.

Por otra parte, el Real Decreto-ley aprobado hoy habilita al presidente del Consejo Interministerial de Organismos Modificados Genéticamente a autorizar la realización de cualquier actividad de liberación voluntaria y utilización confinada con organismos modificados genéticamente, solicitada con arreglo a la Ley 9/2003, de 25 de abril, cuando tengan por objeto o se demuestre su utilidad para prevenir, combatir o contener la epidemia de coronavirus provocada por el virus SARS-CoV2019 (SARS-2), sin necesidad de esperar a la finalización del plazo de comunicación e información pública que requiere la normativa con carácter ordinario, siempre que haya sido informado favorablemente por procedimiento escrito por la Comisión Nacional de Bioseguridad.

Inversiones en investigación

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado la concesión de 29,65 millones de euros para la investigación científica frente al coronavirus SARS-CoV2. El Ministerio de Ciencia e Innovación destinará estos recursos para el desarrollo de proyectos y programas del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ya tienen en marcha varios proyectos relacionados con el nuevo coronavirus.

Los casi 30 millones para investigación forman parte del Real Decreto-ley de Medidas extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, aprobado por el Consejo de Ministros. Con esta medida, el Gobierno impulsa el desarrollo de los trabajos que ya están llevando a cabo los organismos públicos de investigación e infraestructuras críticas -que trabajan en coordinación con el Ministerio en los recursos que se necesitan-, y apoya la apertura de nuevas líneas de investigación para hacer frente al SARS-CoV2.

Reparto de presupuesto

En concreto, 25,2 millones de euros serán para el Instituto de Salud Carlos III. De esta cantidad, 24 millones de euros se destinan a subvenciones de concesión directa para proyectos y programas de investigación del nuevo coronavirus. Con esta partida, el ISCIII, como organismo financiador de investigación en el ámbito de la salud, desarrollará un programa urgente de ayudas para proyectos y programas que tengan como objetivo generar conocimiento sobre la infección: analizar y conocer la biología del virus; desarrollar nuevas opciones terapéuticas y profilácticas, incluyendo vacunas; desarrollar un sistema epidemiológico de vigilancia y analizar su impacto desde el punto de vista de los servicios sanitarios.

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) –dependiente del ministerio de Ciencia e Innovación- también recibirá 1,2 millones de euros para cubrir necesidades excepcionales provocadas por la crisis del nuevo coronavirus, tales como la adquisición de material o el pago de guardias por el incremento de servicios.

Este organismo, además de desempeñar una labor destacada en salud pública y detección del virus, a través de los Centros Nacionales de Epidemiología (CNE) y Microbiología (CNM), tiene en marcha varios proyectos propios de investigación sobre COVID-19. También forma parte de un proyecto europeo seleccionado en la última convocatoria exprés de la Comisión Europea, para crear una red europea multidisciplinar para investigación, prevención y control de esta enfermedad.

Por su parte, el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas recibirá 4,45 millones de euros para gastos de investigación del coronavirus. Con esta partida, el CSIC va a impulsar el desarrollo de sus investigaciones actuales y avanzar en estrategias de protección frente al SARS-CoV2.

El proyecto diseñado por el CNB tiene seis objetivos: generar herramientas básicas y modelos experimentales esenciales para el desarrollo de estrategias de protección; identificación y test de compuestos antivirales para el tratamiento del SARS-CoV2; desarrollo de anticuerpos específicos monoclonales para la protección frente a la infección; desarrollo de la próxima generación de candidatos de vacuna; caracterización molecular, estructural y funcional, y modelado computacional para entender la propagación del nuevo coronavirus.

El Centro Nacional de Biotecnología del CSIC es pionero mundial en un método de clonación de virus que permite manipularlos genéticamente para atenuar su virulencia y lograr una vacuna. El equipo liderado por los profesores Luis Enjuanes e Isabel Sola trabaja ya en un proyecto para estudiar los mecanismos de patogénesis del nuevo coronavirus.

Este equipo del CNB también fue seleccionado en la reciente convocatoria urgente de la UE, para un proyecto que busca desarrollar anticuerpos monoclonales protectores frente al nuevo coronavirus.

El ISCIII, el CNB y otros centros de investigación han sido declarados infraestructuras sanitarias críticas por lo que permanecen en pleno funcionamiento para la investigación del COVID-19.

Agilizar la concesión de ayudas

El Real Decreto-ley aprobado este martes incluye también medidas para garantizar la necesaria agilidad en los procedimientos de concesión de estas ayudas a la investigación científica y técnica sobre este nuevo coronavirus, asegurando un estrecho seguimiento científico de los mismos.

Asimismo, incorpora medidas extraordinarias en el ámbito laboral para las entidades públicas integrantes del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación que estén implicadas en la gestión de la emergencia sanitaria y refuerza los medios de personal

El Real Decreto-ley contempla la agilización de la investigación con organismos modificados genéticamente siempre que tengan por objeto o se demuestre su utilidad para prevenir, combatir o contener la epidemia de coronavirus provocada por el SARS-COV2.

Ayudas a empresas

El Real Decreto-ley también modifica el Fondo de Provisiones Técnicas del programa Cervera, para incluir la financiación de proyectos de I+D+I empresarial de pymes y empresas de mediana capitalización, a través de ayudas parcialmente reembolsables gestionadas por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), en una línea de ayudas que puede alcanzar los 500 millones de euros.

En virtud de esta modificación, este fondo podrá dar cobertura no solo a proyectos en colaboración con centros tecnológicos, sino a cualquier proyecto de I+D+I empresarial de pymes y empresas de mediana capitalización, es decir, empresas independientes con hasta 1.500 empleados, estén o no relacionados con el coronavirus.

El objetivo del CDTI es apoyar la innovación en empresas cuya actividad se pueda haber visto afectada por esta emergencia sanitaria, a través de una línea de ayudas directas a la I+D+I empresarial libres de garantías. Estas ayudas irán destinadas al desarrollo de actividades de I+D, así como actividades innovadoras en las que se puedan incluir la digitalización y la incorporación de activos materiales e inmateriales novedosos para la empresa desde el punto de vista técnico. Además, se reforzará el servicio de asesoramiento para la prestación de solicitudes y se agilizará el procedimiento de evaluación y aprobación para que las ayudas lleguen lo antes posible a las empresas.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here