Shalom Tel Aviv

España actuará en la segunda mitad del Festival de Eurovisión 2019. Miki presentará una canción sencilla y pegadiza con una colorida escenografía.

Miguel Ángel León Brázquez. Por fin, después de algunas trabas, estoy en Tel Aviv (Israel) para presenciar la 64 edición del Festival de la Canción de Eurovisión. Un país difícil de leer (todo está en hebreo y árabe), pero maravilloso para conocer.

He ido directamente del aeropuerto al evento sin poder disfrutar aún de la ciudad, tan sólo del pabellón que cobija a miles de periodistas y eurofans. A pesar de ser un año recatado no falta la luz propia de un país mediterráneo. El tiempo acompaña para ver todo de otro color. Días de sol que hacen más alegre la vista del festival. Letreros y banderas ondean al compás de la brisa marina y dan luz a las calles en dirección al recinto.

A mi llegada al “press centre” unas hamacas me reciben para darme la bienvenida con el nombre de la ciudad TEL AVIV.

Después de dar los primeros pasos por el recinto, voy corriendo a ver el tan esperado ensayo de España: una puesta en escena colorida y animada como la canción marcaba. Como cada año hay diversas opiniones sobre el tema y la escenografía (a mi parecer creo que es de las mejores representadas por nuestro país y que tanto el cantante como todo el equipo defienden bastante bien ). Color y diversión, luz y alegría… un derroche de sensaciones muy bien combinadas en tres minutos. Tres coristas y dos bailarinas que se compenetran perfectamente en voces y que nos deleitarán con un baile sencillo y pegadizo.

En el escenario veremos un edificio y una marioneta de tres metros de altura que te invitarán a vivir y a disfrutar de esta actuación.

Tras el ensayo fuimos a la rueda de prensa donde Miki estuvo simpático y visiblemente muy emocionado al ver el resultado de ese duro trabajo realizado durante estos tres últimos meses. Una labor que seguramente le beneficiará en un futuro próximo.

Antes de terminar el encuentro con la prensa se hizo el sorteo para ver la posición que ocuparía España en la final. El joven cantante cogió de la pecera un pequeño “rulo” de papel donde se decidía en cuál de las dos partes del espectáculo actuaría el próximo sábado 18 de mayo, con tan buena suerte que le ha tocado actuar en la segunda mitad del show. Ahora sólo queda esperar saber el puesto en el que cantará. ¡Mucha suerte Miki!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.