El complemento de mujer que no debe faltarte para este próximo otoño

0
104
El complemento de mujer que no debe faltarte para este próximo otoño
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Hay joyas que siempre están de moda, como los anillos o las pulseras. Es cierto que cambian mucho de temporada a temporada, pero siempre están ahí. Luego, hay otras joyas que van y vienen con las tendencias. Un buen ejemplo serían los broches de mujer. Se llevaron mucho hace años, nuestras abuelas y madres hicieron uso de ellos. Ahora, parece que vuelven con mucha fuerza, convirtiéndose en el complemento perfecto de moda. Una opción que trae diferentes modelos de todo tipo que se ajustan a cualquier estilo y que logran dar la última pincelada a tu look. Un complemento de mujer perfecto que puede, además, usarse de muchas maneras.

¿Dónde usar los broches de mujer?

Lo cierto es que los broches pueden usarse en muchas partes de nuestro look. Podemos usarlos en camisas sobre un botón o en los laterales o cuello. Podemos usarlos, también en un fular, para sujetarlo en un día de viento.

Se usan broches en los blazer y chaquetas, también en los abrigos más gruesos. Se usan, además, en otras partes como el cierre de una falda, definiendo la cintura de un vestido o incluso en los bolsos.

Hacer de tu abrigo una pieza única

Quizá el lugar más clásico y que sigue funcionando a la hora de colocar un broche sea precisamente el abrigo. Un abrigo clásico y monocolor, puede convertirse en una pieza sofisticada gracias a la incorporación de uno de estos broches, cuanto más grande, en este caso, mejor.

Marcar la diferencia en un look sobrio

Hay piezas de ropa sobrias como puede ser un jersey de cuello alto. Uno, además, de color neutro. Añadamos un broche justo en esa parte en la que se dobla el cuello para aportar un toque diferente.

También podemos incorporar esta joya en un bolsillo del pantalón para crear una prenda mucho más personal.

El complemento de los complementos

Un broche puede, además, convertirse en un complemento para otros complementos. Por ejemplo, puedes incluirlo en tu bolso de mano o en un bolso grande. Uno que cuente con líneas rectas y que no sea demasiado llamativo para aportar una nota de contraste.

En la variedad está la gracia

¿Y si no usamos un único broche? Podríamos, por ejemplo, llenar el cuello de nuestra blusa con pequeños broches más ligeros. Con tres, por ejemplo, podemos personalizar estas piezas creando una bonita composición.

Broches artesanales

Aunque vamos a encontrar muchas opciones en el mercado, no podemos negar que los broches que están hechos a mano son una opción muy interesante para incorporar una joya a nuestras vidas. Son piezas muy originales que, además, se ciñen a las tendencias actuales. Además, hay que tener en cuenta que los broches hechos a mano siempre son diferentes, nunca hay ninguno igual, aunque sean el mismo modelo.

Cómo usarlos sin dañar la ropa

Es importante saber que los broches mal colocados pueden dañar el tejido de nuestras prendas. Hay algunos trucos, como por ejemplo colocar detrás del broche una esponjita pequeña. Este truco es efectivo cuando lo usamos con abrigos. En el caso de que la prenda sea más fina, es mejor recortar un poco de tela (del color de la prenda) y colocarla entre el broche y la prenda.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here