Una publicación aborda las enseñanzas sobre Frenología de Mariano Cubí y Soler

0
507
Portada del libro 'Descubridores de la mente'.
Portada del libro 'Descubridores de la mente'.
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Portada del libro 'Descubridores de la mente'.
Portada del libro ‘Descubridores de la mente’.

Redacción. Armando García González es el autor de Descubridores de la mente. La Frenología en Cuba y España en la primera mitad del siglo XIX, un libro editado por la Universidad de Sevilla, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Diputación de Sevilla. Su hilo conductor gira en torno a Mariano Cubí y Soler, principal difusor de la Frenología en España, el cual realizó también una importante labor educativa en Cuba.

Cubí y Soler creó un colegio de esta materia en Cuba y la más destacada publicación de la isla entonces, la Revista Bimestre Cubana. Aunque existe una biografía sobre esta figura, su labor educativa no ha sido estudiada en detalle hasta ahora, partiendo del análisis de documentos del Archivo Histórico Nacional de Madrid.

Descubridores de la mente. La Frenología en Cuba y España en la primera mitad del siglo XIX investiga el desarrollo en el campo científico del movimiento frenológico en España e Hispanoamérica, así como su difusión en prensa. Sin embargo en las naciones de América Latina el tema no ha sido abordado casi, y no existe un libro que recoja la historia de dicha doctrina que fue tan debatida entonces en ese ámbito, salvo en España, donde sí se han publicado estudios y monografías.

El movimiento frenológico tuvo cierto auge en Cuba entre la segunda y cuarta décadas del siglo XIX, en especial entre los filósofos que debatían la sensibilidad, el origen de las facultades mentales y, por tanto, la ubicación del alma en relación con esas facultades.

Armando García González, historiador de la ciencia y ex investigador de la Academia de Ciencias de Cuba, forma actualmente parte del Grupo de Estudios sobre el Caribe dirigido por Consuelo Naranjo en el Centro de Humanidades y Ciencias Sociales del CSIC.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here