La Policía Nacional detiene a cuatro personas que distribuían pornografía infantil a través de Internet

En los registros domiciliarios practicados, todos ellos en la provincia de Sevilla, los agentes se han incautado de material informático con archivos pedófilos.

La Policía ha conseguido detener a los implicados.
La Policía ha conseguido detener a los implicados.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 35 y 45 años, que distribuían pornografía infantil a través de Internet. Se han realizado un total de cuatro registros domiciliarios en los que se ha encontrado gran cantidad de material informático con archivos de contenido pedófilo. Uno de los arrestados tenía ocultas varias cámaras-espía en el aseo para captar las imágenes del resto de miembros de su familia u otras personas que usaran el baño.

La investigación se inició con motivo de la labor de prevención que realiza la Policía Nacional en Internet para evitar los delitos que se cometen en la Red relativos a la distribución de la pornografía infantil, sobre todo en lo que respecta a los archivos de fotografía y vídeo que se intercambian entre los usuarios online. De esta forma, se detectó la intensa actividad de cuatro personas -sin conexión directa entre ellas- que descargaban archivos de contenido pedófilo y los intercambiaban con otros usuarios de Internet. Los agentes pusieron en marcha un dispositivo policial encaminado a la identificación y localización de estas personas por cometer presuntamente delitos relativos a la corrupción de menores.

Los cuatro investigados seguían el mismo procedimiento, que consistía en descargar para ellos mismos y para compartir a través de la Red con otros usuarios fotografías y vídeos de carácter pedófilo desde sus propios domicilios.

Las primeras gestiones realizadas por los investigadores consistieron en ubicar los puntos geográficos concretos donde se encontraban los equipos informáticos en los que se descargaban los archivos de contenido ilegal. Una vez localizados los domicilios de los investigados, se estableció una segunda fase en la que se practicaron registros domiciliarios en los que se halló numeroso material informático que permitió la detención de estas cuatro personas y la intervención de ordenadores portátiles, tarjetas de memoria y discos duros.

Cámaras espía en el domicilio de uno de los detenidos. Durante el registro del domicilio de uno de los investigados, los agentes descubrieron que, además de gran cantidad de material informático que éste tenía en su casa – como dos portátiles, cinco discos duros, nueve pendrives y ocho tarjetas de memoria- tenía ocultas varias cámaras-espía en el aseo para captar las imágenes del resto de miembros de su familia u otras personas que usaran el baño.

La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión del hombre que había empleado cámaras espías en su domicilio a tenor de la gravedad de los hechos que se le imputaban. Además, a otro de los arrestados que trabajaba con niños en una ONG, se le ha impuesto una prohibición de realizar actividades y trabajos con menores.

Estas investigaciones se han llevado a cabo por parte del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.