Recogidas 150 muestras de ADN en la escena del siniestro de Germanwings

La segunda caja negra del accidente aéreo ha sido localizada y los expertos tienen grandes esperanzas en que pueda proporcionar datos que ayuden a la investigación.

Búsqueda de la caja negra y recuperación de cuerpos en los Alpes. / Foto: Ministerio de Interior francés.
Búsqueda de la caja negra y recuperación de cuerpos en los Alpes. / Foto: Ministerio de Interior francés.

Europa Press. El fiscal de Marsella, Brice Robin, ha informado de la recolección de 150 muestras de ADN del lugar del siniestro del avión de Germanwings en los Alpes, un número que coincide con el del total de personas que viajaban en el aparato.

“Ahora es necesario comparar el ADN post mortem con el ADN ante mortem”, ha explicado Robin en rueda de prensa recogida por el diario marsellés ‘La Provence’.

“De los 2.854 fragmentos tratados, se han recuperado 2.285 muestras de ADN y se han aislado 150 perfiles de ADN“, ha explicado el fiscal. Robin ha matizado que “esto no significa que hayamos identificado a las 150 víctimas”.

En ese sentido, Robin ha prometido que informarán a los allegados de las víctimas en cuanto se confirme la identificación de cada uno de los pasajeros y tripulantes. “Asumo el compromiso que tras cada identificación se informará inmediatamente a la familia de la víctima“, ha afirmado.

En cuanto al destino de los restos, Robin ha indicado que no se entregarán a las familias hasta que se reúna la comisión creada por Interpol, lo que no se producirá hasta que se identifique a todas las víctimas.

Segunda caja negra. Además, Robin ha confirmado el hallazgo de una segunda caja negra. A pesar de los daños que presenta, “existe un esperanza razonable” de que pueda proporcionar datos que ayuden a la investigación, ha señalado. El fiscal ha explicado que la caja negra era del mismo color de la roca junto a la que estaba y además el aparato había quedado completamente enterrado, por lo que no había sido localizado a pesar de que se había peinado la zona en varias ocasiones.

Finalmente fue una gendarme del Pelotón de la Gendarmería de Alta Montaña de Chamonix la que halló la caja negra cavando. Además, la caja estaba ennegrecida, por lo que se cree que pudo estar en contacto con fuego.

Robin ha indicado que en la segunda caja negra hay registro de 500 parámetros diferentes: velocidad, altitud, velocidad del motor, acciones de los pilotos a los controles, etcétera, lo que puede ser “esencial” para la investigación.

Robin ha comenzado la rueda agradeciendo la labor de las autoridades judiciales y policiales españolas y alemanas, que “han realizado una gran cantidad de trabajo en muy poco tiempo”.

La primera caja negra del A320 fue localizada el mismo día del siniestro y los datos extraídos revelaron que el copiloto, Andreas Lubitz, al parecer se encerró en la cabina y estrelló voluntariamente el avión en las montañas.

Por otra parte, el general de la Gendarmería David Galtier ha destacado en la misma rueda de prensa que se han acelerado las labores de rescate y recuperación de los restos gracias a una pista nueva abierta hasta la falda de la ladera de la montaña donde se estrelló el avión. Además, Galtier ha informado de que se han recuperado 40 teléfonos móviles “en un estado tan dañado que hará difícil que se puedan volver a utilizar”.

El vuelo 4U9525 de Germanwings cubría la ruta entre las ciudades de Barcelona y Dusseldorf con 150 personas a bordo, entre pasaje y tripulación. El avión se estrelló el pasado 24 de marzo en los Alpes franceses.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.