Los bonos y la motivación en los juegos online

0
13
Los bonos y la motivación en los juegos online
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las alternativas en el ámbito de los juegos online se incrementan profusamente. Por esta razón, las plataformas especializadas constituyen una gran ayuda a los usuarios, en especial si se trata de ubicar sitios que brinden bonos sin depositos para jugadores españoles. Estas páginas proporcionan información detallada en forma comparativa sobre las características de los casinos online, sus promociones y su ranking, en comparación con el resto del mercado.

Los bonos son, sin lugar a duda, una de las estrategias que emplean los casinos online para atraer usuarios y retener los ya existentes. Estos incentivos constituyen un estímulo muy bien estudiado. Los bonos varían en un amplio abanico de posibilidades, beneficios, requisitos y normas, lo que hace muy relevante el estudio de las páginas web comparativas que presentan las mejores opciones. De forma similar, existe un cúmulo de experiencias y ventajas del e-commerce, como sector económico de vanguardia en materia de incentivos y sitios comparativos.

¿Por qué los casinos online les dan tanta importancia a estos bonos?

Los casinos saben que los bonos incentivan al usuario a practicar, que los estimula a conocer el sitio online. En la medida en que las personas juegan pueden tomar la decisión de quedarse y seguir jugando o retirarse. Para los casinos online, así como para todas las empresas, cautivar al cliente y retenerlo, ganando su lealtad es de mucha importancia.

En esta era de marketing, de abundante información y de publicidad permanente en casi cualquier página que se visite, las personas están expuestas a infinidad de estímulos, pero solo algunos de ellos serán percibidos. De estos, una menor cantidad captará su atención y logrará que se convierta en una meta a alcanzar, capaz de generar actividad cognitiva con el fin tomar una decisión con base en las expectativas y las posibilidades.

Los bonos y la motivación del usuario

Es indudable que los bonos actúan como motivadores externos. No obstante, su poder como incentivo depende del valor que le asigne la persona a la recompensa. No todas las personas se sienten atraídas por los mismos estímulos, ni valoran de igual manera un beneficio. Los incentivos solo se vuelven poderosos si el individuo les da importancia como recompensa.

El otro aspecto es que, para que la recompensa actúe como motivador, los usuarios deben percibir que hay posibilidad de obtenerla. En los juegos de azar este es un factor significativo, las personas, a pesar de la incertidumbre, juegan porque consideran que es factible ganar, si pensaran que es imposible, muy pocas jugarían. En este sentido, un factor crucial es la credibilidad del sitio donde el jugador realiza sus apuestas, en la medida en que esta aumenta, también aumenta la confianza.

El cerebro motivado

Ahora, no siempre la motivación se produce a partir de una condición externa como una recompensa. Hay motivaciones que son intrínsecas, es decir provienen de factores psicológicos-emocionales y fisiológicos de la persona. Es la satisfacción interna, como la alegría, lo cual a su vez está relacionado con la actividad química de los neurotransmisores.

Existe una teoría de la motivación que pudiera dar una explicación asociada a los juegos de azar. Dicha teoría parte de la excitación fisiológica y plantea que los seres humanos se ven impulsados a actuar para lograr un grado particular de dicha excitación. Este planteamiento supone la existencia de un nivel óptimo o ideal de excitación y la acción humana propende a alcanzarlo. Si el nivel es muy bajo nos sentiremos motivados a aumentarlo, si es muy alto la tendencia será a bajarlo.

Sin lugar a duda, los juegos de azar constituyen eventos con altos niveles de excitación. La situación de riesgo, la expectativa y la tensión actúan como factores estimulantes. Como es de esperar, también activa estructuras y funciones, se movilizan circuitos neurales del cerebro asociados con la motivación y la emoción. El acto de jugar, esa situación que mantiene una tensión entre ganar y perder, entre recompensa y riesgo, hace que nuestro sistema nervioso se active y libere dopamina.

Ciclo motivación-recompensa-refuerzo

La dopamina es un neurotransmisor, por ende, es una sustancia química que, como su nombre lo indica, transmite señales de una neurona a otra. La dopamina es producida por el cerebro cuando se espera obtener una situación gratificante, como una recompensa.

Si la persona asocia una actividad con una sensación placentera, el solo pensar en ella o anticiparla puede aumentar los niveles de la dopamina. Por lo general, se produce un ciclo de motivación, recompensa y refuerzo, que se ancla y se dispara automáticamente ante el estímulo junto a la propia dopamina. Este neurotransmisor produce un estado que implica sentirnos bien, por eso se le llama la droga del bienestar y se supone presente en la motivación a jugar, en especial se es catalizado por incentivos como los bonos.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here