Identificada una molécula clave responsable del mal pronóstico del cáncer de mama triple negativo

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres de todo el mundo, afectando al 28,9 por ciento.

0
285
Imagen: ANNE WESTON, FRANCIS CRICK INSTITUTE.
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Europa Press. Científicos de la Universidad de Hokkaido (Japón) han demostrado que la interleucina-34 es un marcador de pronóstico y un objetivo de fármacos para el cáncer de mama triple negativo.

grac. Dependiendo de la combinación de moléculas receptoras de células presentes en la superficie de las células cancerosas, el cáncer de mama se clasifica en uno de los tres tipos: Luminal A, Luminal B y HER2+.

Los receptores determinan de qué hormona depende el cáncer para sobrevivir, y por lo tanto indican qué medicamentos se pueden utilizar para tratar el cáncer. Un cuarto tipo de cáncer de mama, el cáncer de mama triple negativo, no tiene ninguno de estos tres receptores. Este tipo de cáncer no responde a los tratamientos estándar y el pronóstico es generalmente más pobre que para otros tipos de cáncer de mama.

Señales entre las células

La interleucina 34 (IL-34) es una citoquina, un tipo de molécula que transmite señales entre las células y es responsable de combatir las enfermedades. Se sabe que la IL-34 se asocia bien con malos resultados en el cáncer de pulmón y el cáncer de hígado, entre otros. Por esta razón, los científicos decidieron determinar la relación entre el IL-34 y el cáncer de mama triple negativo.

En el estudio, publicado en la revista ‘Breast Cancer, los datos de 1.083 pacientes con cáncer de mama se obtuvieron del Atlas del Genoma del Cáncer Humano y se analizaron estadísticamente. Los científicos investigaron la correlación entre el IL-34 y cada tipo de cáncer. Descubrieron que el cáncer de mama triple negativo está asociado con altos niveles de IL-34. Cuando investigaron el efecto de la IL-34 en el pronóstico, encontraron que el pronóstico para los pacientes con altos niveles de IL-34 era pobre.

Para demostrar que esta relación podía ser replicada en el laboratorio, se llevaron a cabo experimentos en modelos de ratones. Los científicos compararon el crecimiento y el desarrollo de dos líneas celulares que eran idénticas excepto por los niveles de IL-34 expresados: una línea celular expresaba altos niveles de IL-34 mientras que la otra expresaba bajos niveles.

En el cultivo celular no se observó ninguna diferencia entre las líneas celulares; sin embargo, una vez introducidas en los ratones, las células que expresaban altos niveles de IL-34 provocaban un rápido crecimiento del tumor. Descubrieron que la IL-34 promueve la creación de un entorno favorable para el crecimiento de los tumores protegiéndolos de los macrófagos antitumorales.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here