La Seguridad Social registra un aumento de 187.814 afiliados en mayo

La media de mayo fue de 18.556.129 afiliados, esto representa un aumento intermensual de 97.462 cotizantes; el primer incremento desde el impacto de la pandemia.

0
172
La Seguridad Social registra un aumento de 187.814 afiliados en mayo
Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Redacción. El número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de mayo fue de 18.584.176, lo que supone que el sistema registró un aumento de 187.814 afiliados desde el inicio a final de mes (un 1% más). Este dato contrasta con el retroceso de 49.074 afiliados que se produjo durante abril y de 833.979 de marzo.

Además, representa la mayor subida en estos términos en un mes de mayo desde 2015.
Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en mayo en 18.556.129 personas, lo que representa un aumento de 97.462 cotizantes respecto a la media de abril (un 0,53% más). En el mes anterior, la caída fue del 2,88%, es decir, 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo.

Hay que señalar que el impacto de la pandemia del coronavirus se empezó a apreciar de forma notoria a partir del día 12 de marzo, por lo que en el análisis del dato de marzo y abril se hizo hincapié en el comportamiento a lo largo del mes, por encima de la media mensual, que era entonces menos representativa.

Respecto a 2019

En los últimos 12 meses, el Sistema ha perdido 885.985 afiliados (-4,56%). De esta cifra, 776.083 corresponden al Régimen General, que experimenta un descenso del 5,21%. Además, el Sistema Especial Agrario ha visto disminuir en 17.092 sus afiliados, mientras que el Sistema Especial Empleados Hogar, en 32.189. El Régimen General conjunto registra un retroceso de los cotizantes del 5,13%.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, por su parte, registró 56.948 personas menos (-1,74%) en comparación con mayo de 2019.

Además, el Régimen del Mar disminuye en 3.340 ocupados (5,12%) y el Carbón decrece en 332 afiliados, que supone una caída del 21,6%.

Respecto a abril

En mayo, el número medio de afiliados registró un aumento de 97.462 ocupados con respecto a la media de abril (0,53%). Supone el primer aumento intermensual desde el impacto de la pandemia por COVID-19.

En marzo se registró un retroceso de 238.801 personas afiliadas y en abril, de 548.093. En mayo de 2019 se incorporaron 211.752 ocupados.

En términos desestacionalizados, la pérdida mensual media de personas ocupadas es de 71.000 ocupados. Este dato contrasta con el registrado en abril, cuando se perdían en el mes 691.053.

El mes pasado creció la afiliación mensual en todos los regímenes de la Seguridad Social, con la excepción del R.E. del Carbón. El Régimen General, cuya tasa aumentó de media respecto a abril un 0,45%, registró un incremento de 62.843 afiliados hasta los 14.106.235. Además, el S.E.

Agrario marcó un aumento de cotizantes del 4,11%, es decir, 31.220 afiliados más. La ocupación entre los trabajadores del Régimen General en su conjunto se ha incrementado en 87.181, un 0,57%.

Por sectores, en el Régimen General, destaca el crecimiento en la Construcción, con 52.890 afiliados más (lo que supone una subida del 7,06% intermensual; en la Agricultura, con 3.358 más (un 4,73%), y en la Hostelería, con 28.251 afiliados más (un 2,56%).

El Régimen de Autónomos contó con 3.220.907 afiliados medios, tras un aumento de 9.640 (0,30%), y el Régimen del Mar registró 61.944 ocupados, 661 más que en abril (1,08%). Finalmente, el Carbón se situó en 1.205 afiliados medios (-20).

Impacto de la COVID-19

Como ya se señaló al comienzo de la nota, para conocer cómo evolucionó el empleo en marzo y abril se analizó el comportamiento desde el inicio a final de mes. Entre los días 1 y 31 de mayo, el saldo en la afiliación fue positivo, con 187.814 afiliados más. Este dato contrasta con la caída de abril, de 49.074 ocupados. Y, en mayor medida, el retroceso de marzo en 833.979 afiliados, que ascendió hasta 898.822 teniendo en cuenta únicamente desde el día 12, cuando se empezó a percibir el impacto de la COVID-19.

Si se analiza el efecto de la pandemia por coronavirus en los tres meses (la evolución desde el 12 de marzo hasta final de mayo), se observa un saldo negativo de 760.082 afiliados.

Si atendemos al detalle en la evolución de los afiliados en mayo (del día 1 al 31), por actividades económicas, cabe señalar el comportamiento de la construcción (con 50.035 afiliados más, un 6,53%) y de la hostelería (con 35.402, es decir, un aumento del 3,17%).

En cuanto al tipo de contrato en ese periodo, destaca el aumento de los afiliados con contrato temporal, que se incrementan un 2,95% (en 105.407 personas), frente a los indefinidos, que lo hacen un 0,45%, en 41.953.

Respecto al comportamiento por comunidades, destaca especialmente Baleares, con un aumento de la afiliación del 4,34%; Castilla-La Mancha (del 2,79%) y Extremadura (que ha registrado un aumento del 2,66%).

ERTE fuerza mayor

Por último, hay que señalar que del total de afiliados, a 29 de mayo, 2.998.970 estaban protegidos por una situación de suspensión total o parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). De ellos, 2.616.553 se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor.

Desde finales de abril, 457.909 personas han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor, mientras que 70.094 se han visto incluidas en un ERTE no por fuerza mayor.

A finales de mayo, los sectores donde hay más afiliados en un ERTE por fuerza mayor son Servicios de comidas y bebidas, Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas y Servicios de alojamiento.

Por último, las comunidades donde hay más ocupados en esta situación son Cataluña, Madrid y Andalucía.

Compártelo en las redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here