La brutal discriminación de uno de los mayores asesinos de nuestro tiempo

Los expertos en salud y la OMS – respaldados por amplia evidencia – llevan años advirtiendo sobre el terrible impacto de la inactividad física.

@Jesús Rivilla / Profesor Universidad U.P.M. y Prep. Físico Selección Española de Balonmano. Imagina una enfermedad que mate cuatro veces más que los accidentes de tráfico. Imagina un hábito que provoque muchas más muertes que el tabaco o el alcohol. Imagina un comportamiento al que se le atribuyan más defunciones que la obesidad. Imagina una patología que haya sido considerada por la OMS como una EPIDEMIA MORTAL… Si dicha enfermedad existiera todos hablaríamos de ella, los informativos alertarían constantemente de su evolución, coparía titulares y abriría las noticias frecuentemente, en las encuestas de “preocupaciones” de los ciudadanos sería uno de los temas prioritarios, la administración impulsaría campañas de concienciación, prevención y tratamiento y, por supuesto, los políticos – por aclamación popular – hablarían constantemente de ella ¿Verdad? Pues no, estamos en las antípodas de esa realidad.

EPIDEMIA MUNDIAL: El sedentarismo mata a 5,3 millones de personas al año. En España supone un gasto de más de 1000 millones al año.

Esa enfermedad no tienes que imaginarla, ya existe. Se llama SEDENTARISMO, y mata masivamente ¡10 personas por minuto! Es imposible revisar los datos relacionados con la evolución de esta patología, su enorme coste humanitario, social y sanitario y no encolerizar. ¿Por qué coño no se habla de esto a diario?, ¿Por qué diablos no está en la agenda política de problemas urgentes a resolver?, ¿Por qué muchos otros problemas de mucho menor impacto y coste gozan de mucho más tiempo e interés?

Jesús Rivilla.

Cientos de estudios avalan la eficacia del ejercicio y estilo de vida activo en la prevención y tratamiento de las enfermedades que más muertes causan en la población: enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2, diferentes tipos de cáncer… En muchas otras enfermedades, el ejercicio supera ampliamente la eficacia de los medicamentos subvencionados por el sistema sanitario ¿No te indigna este agravio comparativo?

¿NO TE ENFURECE QUE MEDIOS, POLÍTICOS, ADMINISTRACIÓN Y PÚBLICO GENERAL TRATEN ESTA EPIDEMIA COMO UN TEMA MENOR?

Entenderás mi cabreo – ojalá también sea el tuyo – cuando percibo que el tratamiento que los medios, las redes y la población dan al estilo de vida activo y al ejercicio no sólo es discriminatorio sino también poco riguroso, superficial y con un enfoque extremadamente estético. Dan muchas ganas de gritar: ¡QUE NO! El ejercicio es mucho más que un medio de mejora superficial. El movimiento, la vida activa y el ejercicio son más importantes que estar gordo o delgado, que tener o no barriga, que reducir michelines o cartucheras.

Un obeso en forma puede estar más sano que un delgado que no hace ejercicio, han afirmado investigadores como Steve Blair, Janice Thompson o el fisiólogo Carlos Saavedra. La investigadora Janice Thompson concluyó a partir de un amplio estudio que el estado de forma (VO2max) era un mejor indicativo sobre los riesgos para la salud que el peso y recomendaba hacer ejercicio y no obsesionarse con el peso. Redundando en los beneficios del ejercicio: la actividad física frecuente e intensa minimiza – incluso anula – los riesgos de enfermedad y mortalidad asociados a pasar mucho tiempo sentado.

Jesús Rivilla y Javier Ortiz en un curso en Ciudad Real.

¿Te das cuenta de que va mucho más allá de lo estético? El tabaco pone los dientes amarillos, tiñe las uñas y afecta al aliento pero no nos centramos en eso cuando hablamos del tabaco ¿verdad? Por supuesto que no, nos centramos en que “mata”, en que resta calidad y años de vida, y también en el enorme gasto sanitario que conlleva ¿Sabías que el sedentarismo supone más del 10% del gasto sanitario? Los informes científicos indican que el gasto en sanidad, tratamientos, pérdida de productividad, tiempo de discapacidad, etc. vienen costando casi 1.000 millones al año a los españoles ¡Es insostenible!

SIN MOVIMIENTO, NUESTRO CUERPO (Y TAMBIÉN NUESTRA MENTE) ENFERMA.

Por muy frecuente que sea en esta sociedad “anti-natura” la inactividad física es una anormalidad de consecuencias catastróficas para nuestra salud. Deseo concluir lanzando varias proclamas con la mayor fuerza que me sea posible:
– RECLAMO A LA SOCIEDAD que deje de infravalorar – cuando no ignorar – la sólida relación entre el sedentarismo, la enfermedad, la pérdida de calidad de vida y el aumento de mortalidad.
– RECLAMO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN justicia en el tratamiento de un tema absolutamente crucial que no ocupa el tiempo ni el lugar que merece.
– RECLAMO A LOS LÍDERES políticos que eleven este descomunal problema al listado de prioridades urgentes a resolver e impulsen acciones eficaces respaldadas por el consenso de los mayores expertos en esta materia.
– RECLAMO A LOS PROFESIONALES DE LA SALUD prescripción del ejercicio como “medicamento” altamente eficaz y seguro en numerosas patologías, siempre programado y supervisado por expertos en ejercicio.
– RECLAMO A LOS PROFESIONALES DEL EJERCICIO rigor en el diseño de programas y cuidado en la transmisión de la información relativa a la actividad física y la salud. La credibilidad se conquista.

La razón más utilizada para no tener una vida activa y entrenar es la falta de tiempo. Tenlo claro:

SI NO TIENES TIEMPO PARA ENTRENAR, LO TENDRÁS PARA ENFERMAR



One Response to "La brutal discriminación de uno de los mayores asesinos de nuestro tiempo"

  1. Alejandro   julio 20, 2018 at 12:07 pm

    Muy buen artículo, enhorabuena, llega al lector.

    Me surge una pregunta, ¿cómo se pueden cuantificar las defunciones a causa del sedentarismo? Me parece algo muy complejo el determinar que esa sea la causa de “x” muerte.

    Un saludo, gracias.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.