España actuará en la primera parte de la final de Eurovisión 2018

El sorteo del orden se realizó tras rematar los ensayos de la segunda semifinal. ¡Esperemos que España evite el puesto maldito, el número dos!

Alfred y Amaia actuarán en la primera parte de la final.

Miguel Ángel León Brázquez. Y una semana después de que hayan comenzado los ensayos de los países participantes en esta 63 edición del Festival de la Canción de Eurovisión, éstos llegan a su fin con la última jornada, previa a los ensayos generales, con el Big Five y el anfitrión Portugal.

Después de rematar ayer los ensayos de la segunda semifinal y de finalizar el día con la tradicional fiesta de Israel en un sala del centro de Portugal, con un aforo de más de 1.000 personas y un lleno hasta la bandera, donde estuvieron presentes y actuaron casi la mitad de los participantes de este año y que por supuesto tuvo su momento más álgido con la actuación de la súperfavorita de este año y anfitriona de la noche: Netta.

Hoy, hemos empezado el día con la sobria actuación de Portugal, muy en la línea del año pasado, un poco más luminosa que el primer día pero sin llegar a la brillantez de Salvador Sobral en Kiev, donde las pantallas del escenario, que este año no hay, recreaban un gran bosque verde.

Antes de España, la actuación del Reino Unido, que es otro de los países que se ha traído su propio escenario, una plataforma rectangular limitada por rombos luminosos que es donde Surie va a realizar la mayoría de su actuación y que dentro del estadio suena mejor que en realización.

Sobre las 11 de la mañana hemos visto “in situ” a Alfred y Amaia realizando sus tres ensayos sobre el escenario del Altice Arena con algún cambio sobre el de hace dos jornadas. Alfred con un traje azul petróleo y Amaia con un traje largo de gran escote de pico en color oscuro con toques metalizados han estado vocalmente bien, sobre todo Amaia. Alfred ha estado, o por lo menos lo hemos visto, más relajado que el viernes. También hay más luz, sobre todo al final, pero la mayoría de la prensa presente piensa que no es suficiente, no hay esa explosión que todos esperamos en la parte final de la canción. Aunque “hay detalles técnicos por depurar, detalles en la iluminación que la organización no termina de entender”, como dijo Manu Guix al finalizar la rueda de prensa.

Rueda de prensa en la que nuestros representantes han estado menos nerviosos que en la anterior, pero ha habido momentos en los que Ana María Bordás, jefa de la delegación, ha tenido que parar a Alfred porque no paraba de moverse continuamente de lado a lado en el taburete giratorio. De hecho, la segunda vez que lo paró Alfred había dado una vuelta de 360 grados.

Alfred ha reconocido que al final de la actuación se ha emocionado. “Guau que bonito”, fueron sus palabras, pero cree que se puede mejorar más, que se pueden mejorar matices… pero que están súperfelices.

Y como no y año tras año no puede faltar una palabra en la representación española y esa es: ¡Eurodrama! Como ha dicho Pedro Penim, el presentador y entrevistador de la rueda de prensa, cuando pidieron que Amaia cantase algo de copla, y ésta se mostró reticente alegando problemas de voz. Pero no nos alertemos, Amaia ha confirmado que no tiene la voz tocada, que se reserva, además, dadas las horas, su voz es mañananera, como ella misma ha definido, pero que todo está bien.

Y como ya es tradición en esta ronda de ensayos: el sorteo del orden de la final, cada país escoge de una pecera una bola donde en su interior aparece si se actúa en la primera o en la segunda parte de la final. Y se acabó la suerte que siempre hemos tenido, ya que este año nos toca salir en la primera parte. ¿Evitaremos salir en el puesto maldito del Festival? Nunca un país que ha cantado en segunda posición ha ganado el Festival.

Y mientras todo esto pasaba en la Sala de las ruedas de prensa, el resto del Big Five remataba su jornada de ensayos.

Alemania es otro de los que se ha traído su propio escenario, en este caso un inflable de forma semicircular que será en el que se van a proyectar imágenes que acompañan la actuación del alemán, que terminará su actuación con una gran subida de luz (tonos rojos) y con su sombra reproduciéndose continuamente sobre el fondo de forma psicodélica.

Después de los germanos llegó el turno de los favoritos del Big Five, que siguen siendo una de las apuestas seguras de este año, con la historia que nos cuentan de la niña llamada Mercy. De hecho los franceses empezaron su segundo ensayo en la cuarta posición de las apuestas. Una actuación a simple vista sencilla, en la que los dos miembros de Madame Monsieur recorren todo el escenario para reencontrarse en la plataforma delantera del mismo y terminar su actuación rodeados del público. Os recordamos que Francia en 2018, y después de muchos años, ha abandonado la elección interna y Madame Monsieur fueron los ganadores de la final francesa.

Y para rematar la mañana, Italia, menos favorita que otros años y con una canción social cantada en italiano que habla sobre los atentados en El Cairo, Londres, Niza, etc. y que tiene una realización muy efectista, con frases en pantalla en casi todos los idiomas junto con primeros planos de los cantantes. Los italianos, como los franceses, utilizan todo el escenario y terminan su actuación en la parte delantera del mismo.

Y por hoy nada más desde el Altice Arena de Lisboa, pero la jornada continua esta tarde de domingo en la zona de la Torre de Belén, en el espectacular estuario del río Tajo, donde tendrá lugar la tradicional alfombra roja, aunque este año sea azul, la Blue Carpet, donde se dará la bienvenida oficial a todas las delegaciones y los cantantes vestirán sus mejores galas para la ocasión.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.