Pasos para solicitar un crédito, ¡toma nota, es muy sencillo!

Una solución rápida puede derivar en un perjuicio si la decisión no ha estado tomada tras haber analizado tranquilamente todas las opciones.

Redacción. Cuando nos planteamos solicitar un crédito saltan algunas dudas. ¿Qué pasos se deben seguir? ¿Dónde solicitar un crédito? ¿Cómo elegir el tipo de crédito que más me conviene? ¿Cuánto voy a pagar por él?

Se trata de preguntas que es necesario plantearse antes de solicitar un crédito, de ese modo, se podrá elegir el producto financiero y las condiciones que más le convenga a cada persona en concreto.

Los créditos, y cualquier producto financiero, no deben ser tomados a la ligera, se trata de un compromiso que se adquiere y que, de no poder cumplirlo, puede acarrear muchos problemas en el futuro. También se ha de tener en cuenta que se está comprando una cantidad de dinero, así que se debe asumir su coste. Por ese motivo, antes de solicitar un crédito, debemos saber qué precio vamos a pagar finalmente por él.

Una solución rápida puede derivar en un perjuicio si la decisión no ha estado tomada tras haber analizado tranquilamente todas las opciones. Para ello, utilizar los comparadores de créditos es una buena herramienta, rápida, sencilla y eficaz.

¿Qué pasos se deben seguir a la hora de solicitar un crédito?

Dependiendo de la entidad a la que se vaya a solicitar el crédito, si se trata de un banco o una empresa de capital privado, los requisitos varían. En el caso de solicitar el crédito a una entidad bancaria, pondrá las siguientes exigencias:

• Que se tenga una nómina y un puesto estable en una empresa solvente
• Que no se esté incluido en una lista de morosos
• Bajo nivel de endeudamiento. La cuota a pagar por el crédito solicitado no deberá ser superior al 40% del dinero del que dispongamos cada mes después de haber hecho frente a nuestros gastos fijos
• Ser un cliente de confianza. Si ya se es cliente del banco, será más fácil solicitar un crédito
• Capacidad de ahorro. El banco comprobará si somos capaces de generar ingresos y hacer un uso responsable de ellos
• En el caso de tratarse de un préstamo personal, se deberá indicar la finalidad del dinero solicitado

Solicitar un crédito a una empresa prestamista

Al solicitar un crédito a una empresa prestamista, los requisitos pueden variar de unas a otras pero, en general, son los siguientes:

• Saber la cantidad exacta que se va a pedir. No es aconsejable solicitar una cantidad mayor de la que se necesita pues se ha de tener en cuenta que es un dinero que se va a comprar, a mayor cantidad prestada más dinero habrá que devolver.

• Comparar entre varias empresas. Para ello, utilizar un comparador de créditos como Crediteria es la solución más rápida y eficaz. A través del comparador de créditos, podrás elegir la empresa de capital privado que te ofrezca las condiciones que mejor se adaptan a tu situación.

• Contar con unos ingresos mensuales. Algunas empresas de capital privado exigen que provengan de una nómina, pero otras no, y esos ingresos pueden provenir de una pensión, subsidio, el cobro de una renta, etc. Es importante tener en cuenta que la cantidad prestada irá en función de la capacidad de hacer frente a la deuda, y esa deuda se ha de devolver en un corto período de tiempo.

• Ser mayor de edad. Para algunas empresas de capital privado, la mayoría de edad financiera es a los 21 años, otras aceptan solicitudes de crédito a jóvenes de 18 años.

• Residir en España de manera permanente. Para demostrarlo, del mismo modo que la edad, se presentará el DNI o NIE.

• Tener una cuenta bancaria en un banco ubicado en territorio español.

• Facilitar un número de teléfono móvil y una dirección de correo electrónico.

• No superar la edad límite establecida por la empresa. Para algunas de ellas la edad límite para solicitar un crédito es de 75 años.

• ASNEF. En el caso de estar incluidos en una lista de morosos, se deberá buscar la empresa de capital privado que acepte esta condición. Es importante tener en cuenta que, aunque acepten clientes con ASNEF, cada empresa prestamista tiene sus condiciones y su límite para la deuda que ha dado lugar a dicha situación.

Para algunos prestamistas esa deuda no debe ser superior a 500 euros, otros aceptan que sea de hasta 2.500 euros. En casi todos los casos, sin embargo, no aceptarán clientes que tengan una deuda con una entidad de crédito, ya sea bancaria, de capital privado u otro tipo de empresa.

• Hacer un uso responsable. Al solicitar un crédito a una empresa de capital privado, se puede solucionar un problema monetario puntual de manera rápida. Sin embargo, estos productos financieros fueron creados para ser utilizados solo en caso de necesidad real, no como una forma de financiación regular.

Aunque se sea un cliente de confianza de la empresa y se hayan abonado los créditos solicitados sin ninguna incidencia, la empresa puede decidir denegar la siguiente solicitud de crédito si considera que el cliente está utilizando su producto como una forma de financiación regular.

• Dar permiso a la empresa prestamista para acceder a los datos financieros del cliente. Esto se hará entrando en la banca online con el usuario y contraseña que corresponde al cliente o mediante la documentación que solicite el prestamista.

Si se entra en la banca online, la empresa prestamista solo tendrá acceso a un informe que será creado mediante el programa Instantor, en ningún momento los datos serán almacenados, ni el prestamista ni Instantor podrán realizar ninguna acción en la cuenta bancaria del cliente.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.