La importancia de una silla de paseo adecuada a tu bebé

Vamos a exponer 3 cosas importantes que la madre ha de tener en cuenta. ¡Toma nota!

Cuántas veces os habéis dicho… nos tendríamos que haber comprado una silla de paseo de bebé menos pesada, nos tendríamos que haber comprado un carrito más pequeño, nos tendríamos que haber comprado un carrito más práctico… Y… seguramente podríamos seguir creando esta frase en forma de bucle ya que saldrían muchas cosas más.

En definitiva, donde queremos llegar es que son muchas las madres primerizas que cuando se disponen a comprar cualquiera de los elementos que necesita un recién nacido, no sabe por donde empezar y en muchas ocasiones acaba consumiendo aquello de lo que luego se arrepiente al cabo de poco tiempo.

Es por eso, que vamos a exponer 3 cosas importantes que la madre ha de tener en cuenta. ¡Toma nota!

1. La sillita, una de las decisiones más importantes para la confortabilidad de un bebé
Tal y como hemos dicho, la sillita del bebé es una de las cosas que tenemos más en cuenta. Siempre pensamos… ¿estará cómodo, pasará frío, pasará calor, es más confortable una marca que otra? Pues bien, una sillita de bebé la única condición que ha de seguir es que sea una silla de paseo para bebés ligera. ¿Por qué os preguntaréis? La silla de bebé es algo que está en constante movimiento, es decir, siempre es aquella parte del carro que se desengancha y la vamos moviendo por todas partes ya que es algo muy útil. Contra más ligera i movible sea, menos incómodo os será moverlo de un lado para el otro. ¡Así que ya sabéis!

2. El carro, tu aliado principal
La sillita de bebé tiene que estar sujetada en un buen carro, un carrito que tiene que adecuarse a las medidas estándares para que puedas ir con él a todos los lugares. Hay que escoger aquel modelo que nos guste, pero sobre todo, hay que fijarse en los tamaños, los accesorios que lleva, la tela del que está realizado. Pensar que en el carrito va a haber un recién nacido, es decir, un sitio que se puede ensuciar cada dos por tres. Con eso queremos decir, que escojáis una tela que sea fácil de limpiar. Siempre hay que tener en mente de escoger algo práctico, ligero. Pensar que tendréis que ir a todos los lados con aquel carro que compréis. ¡Evitar hacer lo que muchas madres hacen, comprar un segundo carro!

3. La bolsa del carro
La bolsa que lleváis en el carrito es vuestra mano derecha. En muchas ocasiones iréis una sola persona con el carrito y necesitaréis de un buen aliado. En este caso, es la bolsa delantera, aquella bolsa que tiene que llevar subapartados para poder organizar muy bien todo lo que se tiene que poner en su interior: documentación del bebé, pañales, cremas, chupetes, una muda de recambio, baberos, toallitas… pensar que es la bolsa de los primeros auxilios y está tiene que estar muy bien ordenada para poder reaccionar frente cualquier situación no esperada.

Como podéis ver, un recién nacido conlleva tomar buenas decisiones en cuanto a las primeras compras. Son momentos de mucha felicidad en la cual no se tienen en cuenta cosas que en un futuro no muy lejano podéis arrepentiros. Así que, dejar la emoción al lado por un día y comprar con cabeza.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.