‘Train to Busan’, la mejor peli de zombies que se ha hecho en mucho tiempo

Un largo muy divertido en el que un peligroso virus se expande por Corea del Sur, provocando importantes altercados, particularmente convertir en zombies a quienes se contagian.

Escena de 'Train to Busan'.
Escena de ‘Train to Busan’.

Carlos Fernández / @karlos686. “Esta es mi opinión hoy y en este momento de mi vida”. Me encantaría decir que Train to Busan, película que vi en la pasada edición del Festival de Sitges, es una película redonda, pero en lugar de eso sólo puedo decir que es una película cachonda en extremo.

Nos encontramos ante una película en la que el efecto precede al dialecto. Es decir, una película echa para funcionar, efectista. ¿Es eso malo? No, para nada. Train to Busan es lo mejor de zombies que se ha hecho en muchísimo tiempo y, por supuesto, tenía que venir de Corea.

Un peligroso virus se expande por Corea del Sur, provocando importantes altercados, particularmente convertir en zombies a quienes se contagian. Los pasajeros de uno de los trenes KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia.

La película no es nada original, como puede leerse, pero la diversión, una de calidad, está asegurada. Posee unas actuaciones que nunca rozan el artificio, un desarrollo de los mismos bastante entretenido y unas secuencias de acción bestiales. Su pulso narrativo es indecentemente implacable, filmada con un talento impresionante y una incesante sucesión de escenas que se superan a la anterior.

¿Olvidable? Sí. ¿Una pasada súper cachonda? Sin duda. Si quiere reírse y olvidarse de que aparcó mal el coche o que su hija ha suspendido su examen más importante, Train to Busan te espera con unas palomitas y un gran refresco en tu sala. Muy recomendable.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.