El sector químico prevé elevar su cifra de negocio un 2,3% en 2016 y un 2,5% en 2017

La Federación Empresarial de la Industria Química Española destaca el auge del consumo interno, que ha reducido el incremento de las exportaciones.

La producción industrial crece un mes más. / Foto: Europa Press.
Buenas previsiones del sector químico. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El sector químico español prevé registrar un crecimiento de su cifra de negocios del 2,3% al cierre de 2016, hasta los 59.391 millones de euros, cifra que aumentará hasta los 60.579 millones de euros en 2017, un 2,5% más, según las previsiones realizadas por la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique).

En una rueda de prensa, el presidente de Feique, Antón Valero, ha remarcado que esta cifra de negocio ya está “muy encima” del pico alcanzado antes de crisis, ya que superará el próximo año en un 21,8% los 49.743 millones de euros facturados en 2007.

En esta línea, ha subrayado que este incremento registrado en los últimos años por el sector químico español, uno de los cinco o seis más importantes de Europa, demuestra que es “globalmente competitivo” y ha permitido que genere ya el 12,4% del PIB Industrial.

Feique remarca que estas perspectivas se apoyan principalmente en un notable crecimiento del volumen de producción, que aumentará previsiblemente un 3,3% en 2016 y un 3% en 2017, por encima de la previsión de crecimiento de la economía española realizada por el Gobierno (2,6%).

Sin embargo, la federación subraya que el efecto de la bajada de los precios no permitirá que este crecimiento de la producción se vea completamente reflejado en la cifra de negocios.

A este respecto, añade que el volumen de la producción crecerá un 14,2% respecto a la etapa anterior a la crisis, pero todavía será necesaria la recuperación del resto de la industria española, que en 2013 tocó suelo perdiendo 30 puntos y que se espera culmine su primera etapa de recuperación el próximo año con una mejora de 10 puntos.

Fequie recuerda que el crecimiento de la industria química española está alineado con el buen ritmo de la propia economía española, que está impulsando la positiva evolución tanto de los principales sectores demandantes de productos químicos, caso del automóvil o de la alimentación, como de la actividad económica general de España.

A esto se une una baja tasa de inflación, menor que la media comunitaria, que configura un viento de cola favorable al sector químico español, así como la bajada de los precios del crudo, ya que dada la elevada dependencia del país de las exportaciones de petróleo hace que sea de los que más se beneficia cuando baja, pero también de los más perjudicados cuando sube si no se toman medidas.

En esta línea, agrega que la cifra de negocios de la industria química está viéndose cada vez más impulsada por la recuperación del consumo y la demanda interna de productos químicos, senda ya iniciada en 2014. En consecuencia, los subsectores más beneficiados dentro de la industria química son los de consumo, como la farmacia o la cosmética, y otros como la química básica tienen más difícil crecer por ser más globales y competir con Estados Unidos.

Impulso de las exportaciones. Respecto a los mercados internacionales, el crecimiento del volumen de las exportaciones superará en 2016 el 2%, ligeramente por debajo del ritmo registrado en los últimos años, debido al impulso que ha tomado la demanda interna. Sin embargo, el efecto de la caída de los precios internacionales se traducirá en un crecimiento en valor del 0,7%.

En cambio, de cara a 2017 se prevé un comportamiento más estable tanto de los precios como de la demanda interna, lo que permitirá recuperar el crecimiento de las ventas en los mercados internacionales hasta el 3,1%, para alcanzar los 34.027 millones de euros.

Por zonas geográficas, la Unión Europea continúa siendo la principal región de destino de la exportación española de productos químicos, siendo Francia, Alemania e Italia los mayores demandantes europeos del sector químico español. No obstante, están tomando fuerza otros mercados como Asia o América en detrimento de Europa como destino de las exportaciones españolas.

Empleo. Por otro lado, Valero ha remarcado que el sector creó en 2015 un total de 191.400 empleos directos, un 9,6% más que en 2014, de los que el 95% es empleo fijo y cuyo salario medio es de 37.550 euros. Además, su impacto asciende a casi 600.000 empleos si se incluyen los directos, los indirectos y los inducidos.

Preguntado por el impacto de la digitalización en el empleo, Valero ha remarcado que el químico es un sector ya muy automatizado y ha apuntado que, en su opinión, la Industria 4.0 afectará más a la parte de logística y de relación con clientes. “Todo el tema de la cadena de producción está acabado. Lo que puede hacer es cambiar un empleo por otro”, ha agregado.

A este respecto, el director general de Feique, Juan Antonio Labat, ha añadido que el sector ya dio hace unos años el paso hacia la digitalización que tuvo su impacto en el empleo, por lo que en lo referente a sus procesos el sector necesita ya “pocos avances”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.