Detenidos dos imanes en Ibiza por presunto enaltecimiento y adoctrinamiento para Estado Islámico

El Ministerio del Interior asegura que los marroquíes usaban su posición para influir entre los integrantes de la comunidad musulmana de la isla.

Detención de los supuestos yihadistas.
Detención de los supuestos yihadistas.

Europa Press. La Guardia Civil ha detenido a dos personas de nacionalidad marroquí en Ibiza por sus presuntas tareas de apoyo al grupo yihadista Estado Islámico, agregando que ambos eran imanes de la mezquita Al Fath.

En su comunicado, el Ministerio del Interior ha afirmado que los detenidos son considerados “presuntos autores de los delitos de enaltecimiento, apología y adoctrinamiento“.

Los detenidos, residentes en Sant Antoni de Portmany, han sido identificados como A.E.M. y J.R., de 31 y 35 años, respectivamente. El Ministerio ha detallado que los detenidos usaban esta posición para “ejercer su influencia entre los integrantes de la comunidad musulmana de la isla”.

Así, ha agregado que “han expresado de forma pública y reiterada a través de sus perfiles en redes sociales su apoyo expreso al grupo terrorista DAESH, a sus procedimientos y al ideario salafista-yihadista”.

“Ambos comenzaron a incrementar su actividad en Internet y redes sociales en 2012, coincidiendo con el fenómeno de las primaveras árabes y el éxodo masivo de combatientes extranjeros para integrarse en las filas del grupo terrorista DAESH en Siria e Irak”, ha apuntado.

En este sentido, ha asegurado que A.E.M. utilizó su perfil en la red social Facebook “como plataforma para difundir propaganda del DAESH, el mismo que utilizaba para realizar gestiones propias de la comunidad islámica que dirigía”.

“Además, desde este perfil, mostraba públicamente su apoyo al grupo terrorista, facilitando el acceso a productos mediáticos del DAESH, como videos y enlaces a diversas publicaciones”, ha agregado.

El Ministerio del Interior ha recalcado que “los detenidos favorecían la adhesión de sus fieles al ideario salafista radical, fomentando sentimientos de odio, segregación e incluso la violencia contra aquellos a los que denominan ‘enemigos del Islam’.

“Igualmente, no dudaban en ensalzar la actitud de aquellos musulmanes que han decidido viajar a distintos escenarios de conflicto para ‘hacer la yihad’ incorporándose a las filas del DAESH”, ha añadido.

El Ministerio ha indicado que “uno de los aspectos que más ha preocupado a los investigadores ha sido la influencia que ambos individuos tenían sobre los integrantes de la comunidad islámica de la isla, destacando como especialmente grave, el ámbito de los menores que asisten a las clases impartidas por ellos mismos en la mezquita”.

Por otra parte, ha cifrado en 156 los presuntos yihadistas detenidos en España desde que en 2015 se elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista.

La operación ha sido llevada a cabo por la Jefatura de Información de la Guardia Civil junto a unidades de la Comandancia de Islas Baleares y en colaboración con la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos.

“Como viene siendo habitual en este tipo de operaciones, el intercambio de información con la DGST marroquí ha sido determinante para la culminación de esta operación contra las actividades desarrolladas a favor del DAESH y otros grupos terroristas en territorio español”, ha reconocido.

“Los responsables de la investigación centran ahora sus esfuerzos en analizar la documentación y datos extraídos de diversos dispositivos electrónicos, para esclarecer las posibles conexiones de los detenidos con otros elementos radicales”, ha remachado.

Sorpresa entre la comunidad musulmana de Ibiza. El portavoz de la comunidad musulmana en Ibiza, Salahuddin Costa, ha reconocido su “sorpresa” por la detención en Sant Antoni de los dos imanes acusados de, presuntamente, apoyar a Estado Islámico.

“Me ha sorprendido y me da pena porque el imán al que conozco ha destruido su vida y me entristece que una persona como él, inteligente y agradable, tenga una segunda faceta oculta. Sé que la Policía no arresta a gente de manera arbitraria y me apena lo sucedido, que este hombre apoye a este Califato criminal”, ha asegurado en declaraciones a Europa Press.

Sobre el imán detenido, arrestado en 2010 por presuntamente maltratar a alumnos que aprendían el Corán en su mezquita, el portavoz ha recordado que “al final la cosa se quedó en nada, aunque hubo escándalo porque hoy en día todos los musulmanes somos carne de cañón”.

Costa ha confiado que lo sucedido no perjudique al resto de musulmanes residentes en Ibiza porque “la gente cree, viendo a radicales, que el Islam es incompatible con Europa y no lo es”.

“Cuando un musulmán es un inmigrante y solicita la residencia en un país como España, debe respetar las leyes. Es una obligación, incluso que pone Dios en el Corán. No debemos ser gente que cree problemas, ni ser rebeldes, ni miembros destructivos de la sociedad. Si aplicáramos la moral musulmana, el mundo sería mejor”, ha aclarado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.