Economía dice que el ‘Brexit’ es una “oportunidad’ para España en industria financiera y en otros sectores

El secretario de Estado de Economía ha participado en la inauguración del Foro 'Brexit: una oportunidad para España', donde ha hablado de los pros y contras de la salida de Reino Unido de la UE.

Íñigo Fernández de Mesa durante su intervención en la Jornada. / Foto: Europa Press.
Íñigo Fernández de Mesa durante su intervención en la Jornada. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa en funciones, Íñigo Fernández de Mesa, ha afirmado este lunes que a pesar de que el ‘Brexit’ “no es bueno” para la UE y genera una “gran incertidumbre” por el desconocimiento de cómo se producirá la desconexión del país británico, supone una “oportunidad” para España en ámbitos como el de la industria financiera, la localización de agencias europeas y para que España sea la “vía de puente” para la venta de productos al resto de la UE.

Así lo ha señalado Fernández de Mesa durante la inauguración del Foro ‘Brexit: una oportunidad para España’, organizado por El Confidencial en colaboración con Merlin Properties y KPMG, en el que ha reconocido que la salida del Reino Unido de la UE fue “sorprendente” y en la actualidad genera una “gran incertidumbre” al no saberse aún cómo se producirá la desconexión del país británico en un momento de incertidumbre geopolítica general.

Sin embargo, indicó que la semana pasada se ha vuelto a generar incertidumbre en torno a la estrategia negociadora de la salida del Reino Unido de la UE, ya que “realmente no se sabe cuál va a ser el contenido final de la negociación”, salvo que el Reino Unido invocará el artículo 50 del Tratado de la UE durante el primer semestre de 2017. No obstante, apuntó que sí hay varios estudios sobre el impacto del ‘Brexit’ en la economía británica.

En esta línea, Fernández de Mesa ha apuntado que los números “no son nada halagüeños”, ya que según el Tesoro británico, el PIB del Reino Unido podría caer entre un 3,5% y un 9,5% en los próximos 15 años, y según el FMI, entre un 1,4% y un 5,2%. “El impacto va a ser muy negativo desde el punto de vista de la riqueza para este país”, ha advertido el secretario de Estado de Economía, quien no obstante ha matizado que el impacto del ‘Brexit’ en el crecimiento de la economía europea se mitigará por la mejoría de la economía este año, con un alza previsto del 1,5% en 2016.

Por el contrario, los mayores perjuicios en el país anglosajón se darán en el ámbito fiscal, en el mercado de trabajo, la inmigración y la deslocalización de centros financieros, según Fernández de Mesa.

En el caso de España, recordó que el Reino Unido es uno de los principales socios comerciales, el principal destino de la inversión directa y el primer país de origen en el flujo de turistas, si bien destacó que, a pesar de ello, se ha producido una mejora de las previsiones sobre la economía española realizada por el FMI. En cualquier caso, avisó de que el ‘Brexit’ supondrá “un reto para España que hay que superar y hacer frente al mismo”, aunque “también puede ser origen de oportunidades”.

“Hay que ver el ‘Brexit’ como una oportunidad, todos los momentos de crisis hay que afrontarlos como una oportunidad, no cabe el inmovilismo, si nos quedamos parados es cuando realmente nos va a afectar de manera negativa”, ha añadido.

Industria financiera. Respecto a la industria financiera, Fernández de Mesa ha indicado que es la “clave” a la hora de analizar el ‘Brexit’ y que dependerá de si finalmente se otorga o no el pasaporte comunitario para la provisión de servicios financieros, que en caso negativo hará que los bancos de inversión tengan que localizarse en países comunitarios.

De esta forma, ha augurado un “cambio sustantivo” en la ubicación de los servicios financieros, algo relevante por la importancia del sector, ya que el Reino Unido emplea a un millón de personas en el sector, de los que un tercio se sitúan en Londres, y otros 285.000 puestos de trabajo en exportación de servicios financieros a la UE.

En este sentido, Fernández de Mesa ha explicado que el sector bancario es “muy amplio” y tiene “muchas aristas”, puesto que los servicios de menor valor añadido, como contabilidad o sistemas informáticos, llevan varios años deslocalizándose de Reino Unido, algo que continuará con independencia del ‘Brexit’, lo que puede aprovechar España al contar con “predicción bancaria y profesionales con gran capacidad de atraer este tipo de industria”.

En el supuesto de que no se apruebe el pasaporte comunitario, la parte más afectada sería la relativa a los bancos de inversión y la gestión de activos que tendrían que trasladarse a otro país. Entre los aspectos más importantes para que España pueda acoger esta parte del sector financiero, Fernández de Mesa ha citado la regulación, la fiscalidad, el mercado laboral, la regulación de altos directivos, el coste de alquiler de oficinas, el nivel de infraestructuras, la disponibilidad de capital humano, el conocimiento del inglés, la seguridad, la calidad de vida y la estabilidad política.

Deslocalizaciones. El secretario de Estado de Economía ha destacado sobre el ámbito regulador que España cuenta con dos grandes bancos y tras la reforma del 2012 la industria bancaria española está “saneada y hace labor social de proveer préstamos”, así como la “mayor flexibilidad” conseguida con la reforma laboral, el valor del capital humano, una presión fiscal “moderada” y unos precios de oficinas “especialmente competitivos”.

En concreto, ha apuntado que el metro cuadrado por mes de una oficina se sitúa en 67 euros en París, 40 en Frankfurt, 29 en Ámsterdam y 27 en Madrid, y ha agregado que España es de los diez países con mejores infraestructuras, que cuenta con clústers, parques tecnológicos e incentivos al I+D+i y la calidad de vida y el coste de vida es “muy interesante”, puesto que ciudades como Londres o París son un 27% y un 25% más caras, respectivamente.

“La deslocalización de la parte de industria financiera a España sería enormemente positivo, generaría un enorme flujo de personas con un alto poder adquisitivo y tendría un efecto arrastre en otros sectores como la consultoría, abogados o auditoría, además de ser enormemente positivo desde el punto de vista de la imagen”, ha subrayado.

De igual forma, Fernández de Mesa se ha referido a la posibilidad de la deslocalización de agencias europeas situadas en Londres, como la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que emplea a 200 personas y organiza 300 eventos al año, o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que podría ser atraída por Barcelona al resultar “enormemente atractiva”.

“Acicate” para muchos sectores. También ha recalcado que el ‘Brexit’ supone un “acicate” y un “elemento adicional” para que otros muchos sectores aumenten en España, como pueden ser el sector de la automoción, la tecnología de la información y la comunicación, farmacia, biotecnología, transporte aéreo, tecnología aeroespacial y servicios profesionales.

Por ello, ha recordado que el Gobierno “tomó las riendas del asunto” tras conocerse la decisión de salida del Reino Unido de la UE con la creación de una comisión presidida por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y formada por los secretarios y subsecretarios de todos los ministerios implicados.

En estos cuatro meses tras la elección del ‘Brexit’, ha detallado, la comisión ha trabajado en una doble dirección para analizar de forma “exacta y profunda” los intereses de España a la hora de negociar y los cambios a realizar para que sea un país “mucho más atractivo”. “El Gobierno va a estar involucrado para tratar de que España sea un país competitivo y aprovechar las oportunidades”, ha concluido.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.