La UPF abre su patrimonio artístico en un recorrido con Antoni Tàpies de protagonista

El circuito, que forma parte de Barcelona Circuit d'Art Contemporani, se inicia con los edificios Jaume I y Roger de Llúria y la pieza 'Memorial democràtic'.

Foto: UPF
La iniciativa propone un recorrido por el patrimonio de la Universidad. / Foto: UPF

Europa Press. La Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona inicia UPF Art Track, una propuesta que hace un recorrido cultural por el patrimonio artístico de la universidad y que tiene en Antoni Tàpies el centro neurálgico del recorrido.

En rueda de prensa, el rector de la UPF, Jaume Casals, y el delegado de Cultura de la universidad y promotor de la UPF Art Track, Javier Aparicio, la propuesta quiere dejar atras la percepción de “ciudad fortificada” de las universidades.

Una puesta en marcha que ha contado con padrinos de excepción como el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza; el del MNAC, Pepe Serra; la de la Fundació Miró, Rosa Maria Malet; el del Picasso de Barcelona, Bernardo Laniado-Romero; el de la Tàpies, Xavier Antich, y el del CCCB, Vicenç Villatoro.

El circuito, que forma parte de Barcelona Circuit d’Art Contemporani, se inicia con los edificios Jaume I y Roger de Llúria de la universidad, y la pieza ‘Memorial democràtic’, una caja de vidreo circular que homenajea a profesores represaliados por el franquismo.

Tras esta introducción, el visitante se introducirá en el Espai Tàpies, dividido en tres salas que será el eje del recorrido: en una primera sala se exhibe un lienzo del artista confrontrado a un retrato de Antonio Saura.

A estos dos originales se le suma la proyección en un monitor –colocado sobre un caballete de pintura– de los carteles conmemorativos de cada curso, realizador por artistas como Miquel Barceló, Eduardo Chillida, Perico Pastor, Perejaume, Albert Ràfols-Casamada y Frederic Amat.

Capilla laica. Tras esta primera sala, una segunda permite contemplar el video de Tàpies concibiendo la Sala de Reflexión, a la que se accede posteriormente y de la que el artista quería que fuese una especie de “capilla laica”.

Se trata de una cripta cúbica y subterránea de más de 500 metros cuadrados, de hormigón y presidida por el ‘Díptico de la campana’, la escultura ‘Serp i plat’ y una columna de hierro, “una instalación única”, según Aparicio.

El recorrido de UPF Art Track prosigue por el edificio del Depósito de las Aguas, que Josep Fontserè proyectó en 1874 y que un joven Antoni Gaudí hizo el cálculo estático del conjunto.

Depósito de las aguas. Inicialmente proyectado como un depósito de agua, el edificio ha tenido múltiples usos a lo largo de los años y ahora acoge la biblioteca central de la UPF, formada por un labertinto de arcos paralelos de 14 metros de altura.

El UPF Art Track concluye con la instalación de Susana Solano ‘Cantata’ en homenaje al filósofo y profesor de la UPF Eugenio Trias, fallecido en 2013; el edificio Mercè Rodorera proyectado por Juan Navarro Baldeweg y la escultura ‘L’escala de l’enteniment’, de Alfonso Alzamora, una obra donada por la Fundació Vila Casas y que se inspira en Ramon Llull.

Las visitas guiadas de la UPF Art Track serán de momento los miércoles, a las 11 y las 17 horas previa demanda a la universidad, a un precio de cinco euros y con una duración sobre una hora.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.