España unifica los dos programas Erasmus en uno, que contará con mayor presupuesto

Los rectores aseguran que esta fusión era una demanda de las universidades españolas desde hace tiempo y su puesta en marcha va a mejorar el funcionamiento de estas becas.

Ahora sólo habrá un programa Erasmus. / Foto: Europa Press.
Ahora sólo habrá un programa Erasmus. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte acaba de unificar los programas de movilidad ‘Erasmus.es’ -con fondos del Gobierno, becas más cuantiosas y requisitos académicos más exigentes- y ‘Erasmus+’ -financiado por la Unión Europea- en un único programa, ‘Erasmus+’. En 2016, contará con casi 90 millones de euros en 2016, cinco más que el anterior.

Así lo anunció la pasada semana el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín. De este modo, el Ministerio de Educación destinará 103 millones de euros para programas de movilidad internacional este año. Precisamente, la impulsora de los programas Erasmus, la profesora italiana Sofía Corradi ha recibido este lunes 9 de mayo en Cáceres el premio Europeo Carlos V.

Desaparece, por tanto, el programa ‘Erasmus.es’ creado en 2014 por el anterior ministro José Ignacio Wert y con el que se dotaba a los alumnos con cien euros más, pero a los que se exigía mejor expediente académico y un mayor nivel de idiomas.

Fuentes del departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo aclararon que la puesta en marcha de un único programa responde a la reclamación de los rectores ante la carga de gestión y las trabas administrativas de dos programas distintos por las universidades españolas. Asimismo, han señalado que esta medida supondrá el aumento de las estancias de cinco a siete meses, así como del número de vacantes.

Las mismas fuentes han indicado que Educación aportará 29 millones de euros en 2016, cinco más que en la última convocatoria y que el resto procede de fondos de la Unión Europea. El programa lo gestionará el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE) y cubre todas las etapas educativas –escolar, formación profesional y educación superior–, además de educación de adultos y profesorado.

De esta forma, los estudiantes que opten a la beca Erasmus contarán de media con 250 euros mensuales, aunque esta cantidad varía en función del país de destino hasta un máximo de 400 euros, como ocurría hasta ahora con los que se acogían a Erasmus+. Los alumnos de rentas familiares bajas pueden sumar cien 100 euros más a la cuantía inicial, igual que los que hagan prácticas.

Los rectores aplauden la medida. Tras darse a conocer esta unificación, el presidente del Comité de Interncionalización y Cooperación de la Conferencia de Rectores de Universidades Española (CRUE) y rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruiperez, calificó esta medida “excelente noticia”.

Hernández Ruiperez señaló que ambos programas, uno financiado con fondos del Gobierno y con becas becas más cuantiosas y requisitos académicos más exigentes, y otro financiado por la UE, generaban problemas de gestión en los centros universitarios así como desorientación a los alumnos.

“Creo que ha sido una noticia muy buena la unificación de las dos convocatorias. Era una demanda de las universidades españolas desde hace tiempo. Va a funcionar todo mucho mejor, tanto para los estudiantes como para las universidades”, subrayó el rector de la Universidad de Salamanca.

A su juicio, este cambio “no es banal” porque unificar las convocatorias conllevaba resolver determinados problemas internos y jurídicos de las administraciones. “No era simple y el ministerio ha hecho un esfuerzo que es de agradecer”, valoró, al tiempo que celebró que también se hayan incrementado los fondos para el programa de becas en prácticas.

Junto con el programa Erasmus, Educación ha puesta en marcha otro convenio Interministerial para facilitar la llegada de estudiantes, profesores e investigadores extranjeros, impulsado desde el SEPIE junto con la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Interior, Asuntos Exteriores y Cooperación y Hacienda y Administraciones Públicas.

El principal objetivo de este convenio es “facilitar la llegada de estudiantes, profesores e investigadores extranjeros y la atracción de talento por parte de las universidades españolas, a través de la coordinación de todos los organismos de la Administración General del Estado”.

Agilizar visados de alumnos extranjeros. Los rectores alertaron en un informe publicado el pasado mes de enero de que las universidades españolas no atraen a alumnos otros países y que sólo tienen matriculado un 2,9% frente al 17,5% del Reino Unido o el 9,8% de Francia. Según indicaron, entre las causas de este bajo porcentaje de estudiantes foráneos se sitúa los problemas burocráticos que padecen para estudiar en España.

En base a este convenio, las oficinas de atención a la movilidad o al estudiante internacional de las universidades podrán actuar como órgano de registro de solicitudes; se agiliza el procedimiento de expedición de visados, estableciendo días y horas específicos para esta gestión en las Oficinas de Extranjería y Comisarías de Policía; se crea un procedimiento acelerado para la admisión de estudiantes en los programas de movilidad internacional; y la promoción en el exterior del modelo español de trámites simplificados.

Hernández Ruipérez también saludó la llegada de este nuevo programa que favorecerá, en su opinión, la internacionalización de las universidades españolas y supondrá una buena noticia para los estudiantes españoles.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.