Los Bancos de Alimentos inician la campaña #NingúnNiñoSinBigote con el reto llegar a 2 millones de litros de leche

La recogida se hará a través de las oficinas de CaixaBank, los centros asociados a la Obra Social la Caixa y los establecimientos del Banco de Alimentos en cada provincia.

Comienza la campaña del Banco de Alimentos. / Foto: Fesbal.
Comienza la campaña del Banco de Alimentos. / Foto: Fesbal.

Europa Press. Los Bancos de Alimentos necesitarían recoger 59 millones de litros de leche más al año para suplir las necesidades alimentarias de las casi 1,7 millones de personas que acuden a las organizaciones benéficas en busca de ayuda. La campaña se pone este 9 de mayo en marcha con el reto de dos millones de litros de leche, el doble de los recogidos en la primera campaña.

Así lo ha explicado el director de Comunicación de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Jaime Pereira, durante la presentación de la segunda edición de la campaña ‘Ningún niño sin bigote’ (#NingunNinoSinBigote) con la que FESBAL y Obra Social La Caixak pretenden remediar parte de esta falta de suministros lácteos para atender a las personas más necesitadas.

Los Bancos de Alimentos de toda España proporcionan alimentos a un total de 8.700 entidades benéficas que, a su vez, atienden directamente a 1,7 millones de personas en situación de necesidad proporcionándoles lotes de comida. Del total de personas atendidas, en torno a 350.000 son niños, según ha explicado Pereira.

Por ello, ha incidido en que la campaña ‘Ningún niño sin bigote’ (cuyo nombre recuerda a la mancha blanca que deja la leche sobre el labio superior) “es una campaña muy importante porque es un alimento básico”. “Hay muchos niños que no alcanzan los niveles nutricionales normales para cualquier persona. El año pasado repartimos 24 millones de litros de leche, pero nos hubieran hecho falta 59 millones de litros más”, ha señalado.

Además, ha advertido de que, dada la importancia de este alimento para un adecuado desarrollo infantil, la carencia de leche en la alimentación de niños en situación de necesidad “es un problema que hay que solucionar” porque, de lo contrario, “se irá agrandando cada año”.

“Nos gustaría ver como somos capaces de llegar a todas las persona que nos gustaría que fueran con un paquete de seis, de doce o de 24 litros a alguna oficina de la Caixa. Esta campaña va a ser un empujón importante porque vamos a aprovechar para lanzar el mensaje de que la leche es muy muy importante y, así, en otras recogidas la gente se centrará más en este tipo de alimento”.

Puntos de recogida. Según ha explicado el director del Área Social de Obra Social la Caixa, Marc Simón, la recogida se hará principalmente a través de las oficinas de CaixaBank, los centros asociados a la Obra Social la Caixa y los establecimientos del Banco de Alimentos en cada provincia. Además, las oficinas de la Caixa dispondrán huchas en los puntos de recogida para quienes prefieran hacer directamente una aportación económica, que después servirá para comprar este alimento.

La campaña dispone también de medios para hacer aportaciones económicas a través de los cajeros de Caixabank de toda España, a través del portal de microdonativos de la Caixa (www.lacaiza.es/microdonativos), el servicio de Línea Abierta del banco, y a través de un sms con la palabra ‘LECHE’ al número 28024. También se puede realizar un donativo a través de la página web www.lagranrecogidadeleche.es.

El reto, dos millones de litros. Simón y Pereira ha puesto como meta para la segunda edición de la campaña una recaudación de dos millones de litros de leche, el doble de lo que se recogió en la primera campaña entre recogida física y donativos que luego se transformaron en cartones de leche. “Sería un enorme éxito”, ha manifestado Pereira.

La leche, alimento fundamental. En la presentación de la campaña ha participado también el presidente de la Federación Española de Nutrición (y catedrático de la Universidad San Pablo CEU), Gregorio Varela, que se ha prestado a colaborar para avalar la importancia de la leche como alimento a todas las edades pero especialmente durante las etapas de desarrollo.

“Es un alimento básico. Aporta energía (calorías) y aporta una serie de nutrientes imprescindibles en todas las etapas de la vida, pero especialmente críticos en la etapa de crecimiento y desarrollo. Si no incorporamos leche a la dieta de nuestros niños estamos privándoles del 60% de las posibilidads de adquirir el calcio adecuado a sus necesidades. Y no solamente contiene calcio sino otros minerales muy importantes como el fósforo y que están en muy pocos alimentos”, ha explicado.

Varela ha incidido en la aportación de los nutrientes de la leche y los productos lácteos tanto desde el punto de vista energético, como a nivel de vitaminas y proteínas “bioactivas”. “En una etapa de crecimiento exponencial como es la infancia y la adolescencia es necesario tener un excedente de proteína y, para eso, la leche es fundamental”, ha asegurado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.