Un equipo de la Universidad de Valladolid investigará los restos de la Cueva de Els Trocs en Huesca

La Asociación Trashumancia y Naturaleza financia y colabora en el proyecto de investigación, que incluirá secuenciar ADN.

Foto: Europa Press.
San José y Garzón han suscrito un nuevo convenio. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El equipo de investigación dirigido por el profesor de la Universidad de Valladolid (UVA) Manuel Rojo Guerra continuará sus investigaciones y excavaciones en la Cueva de Els Trocs (Huesca), que ha permitido constatar una actividad trashumante desde hace casi 7.500 años, y recorrerá 100 kilómetros por cañadas o “cabañeras” -término por el que se conocen en Aragón-.

Precisamente para financiar las excavaciones el rector de la UVA, Daniel Miguel San José, y el presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza, Jesús Garzón Heydt, han suscrito un convenio para que esta organización aporte fondos -12.000 euros- para esta investigación, además de colaborar con otra parte de la misma que supondrá el recorrido por estos caminos trashumantes.

“Siembre es importante saber de dónde venimos y quiénes somos”, ha señalado Daniel Miguel respecto a este tipo de investigaciones, mientras que Jesús Garzón ha incidido en que este trabajo haya permitido conocer que en Aragón las cañadas tienen incluso una tradición anterior a la Mesta castellana, ya que se remonta a hace casi 7.500 años.

Por su parte, el profesor Manuel Rojo ha agradecido una colaboración sin la que, ha asegurado, esta campaña no se habría podido excavar y continuar con el trabajo en esta cueva, el lugar “estrella” en el que llevan a cabo un trabajo investigador que tiene su origen en el intento por analizar la introducción de la agricultura y la ganadería en la Península Ibérica.

Hasta el momento en la cueva se han encontrado 23.000 restos, entre el 80 y el 90 por ciento de ovejas y cabras, lo que da una idea de que la orientación fundamental de la cueva era el pastoreo, además de servir en algún momento posterior (en el Paleolítico) como osera, motivo por el que se cierra, ya que por la zona habita algún oso. También se han encontrado restos humanos de al menos siete individuos, con señales evidentes de violencia, algo que Rojo ha atribuido a una época en la que se conquistó el terreno para llevar a cabo la actividad trashumante.

Los análisis de los restos, así como de las materias primas líticas y de las cerámicas halladas en la cueva han permitido determinar que los pastores neolíticos iniciaron y diseñaron unos caminos que, con ligeras modificaciones, se han mantenido en el uso hasta el presente.

A lo largo de esta campaña de excavaciones, que se desarrollará del 15 al 30 de julio, participarán unas 20 personas aproximadamente, ha explicado el profesor Manuel Rojo Guerra.

Otros trabajos. El equipo que dirige el profesor de la Universidad vallisoletana lleva a cabo otras iniciativas científicas y divulgativas en torno a la cueva en las que participan científicos de centros como la Universidad Autónoma de Madrid, el Laboratorio de Arqueolobiología del CSIC, la Universidad Krems (Austria), el Gobierno de Aragón y otros colaboradores como arqueólogos profesiuonales y doctorandos.

En concreto, es el caso del proyecto ‘La Memoria del Camino: Ciencia y divulgación de las primeras rutas pecuarias neolíticas en el Pirineo’ (Medelca), cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), que se desarrollará también este verano.

El principal objetivo es rememorar el camino de los pastores prehistóricos desde Selgua hasta la Cueva de Els Trocs, lo que harán siete personas del equipo investigador junto a un pastor de 70 años que está a punto de jubilarse, otro de los motivos por los que la Asociación apoya el proyecto, para tratar de buscar el relevo generacional, ya que una pareja de jóvenes podrían interesarse por las 2.000 ovejas que podrían venderse para carne una vez se jubile el pastor.

Así, recorrerán 100 kilómetros a lo largo de 15 días en las que las ovejas subirán desde los pastos situados a baja altitud, donde aprovecharán los pastos hasta final del verano.

Este recorrido servirá al equipo, además de para conocer el camino, motivar en la investigación a la gente de los lugares por los que se pasa para buscar los hitos de estos caminos neolíticos.

Otro objetivo que se persigue es la grabación de cuatro documentales para Televisión Española, que se emitirá en ‘La aventura del saber’ y además se diseñará una web que la próxima semana esperan tener activa con información y códigos QR para que la gente pueda seguir el proyecto casi “día a día”. Finalmente, se elaborarán unidades didácticas que se podrán enviar a centros de investigación.

Por otro lado, a través de otro convenio de colaboración suscrito entre el Centro de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de Historia y Universidad de Valladolid se realizarán estudios genéticos de los restos de fauna recuperados en las campañas anteriores en la Cueva de Els Trocs.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.