España suministrará predicciones de polvo mineral atmosférico a África

Estos datos permitirán al Centro Africano de Aplicaciones Meteorológicas para el Desarrollo distribuir productos y crear un sistema de alerta temprana que ayude a mitigar los efectos negativos del polvo en suspensión.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Europa Press. El Barcelona Dust Forecast Center -que gestiona la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente- y el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), suministrará predicciones de polvo mineral atmosférico al Centro Africano de Aplicaciones Meteorológicas para el Desarrollo (ACMAD), ubicado en Níger, según informa el ministerio.

Así, el Barcelona Dust Forecast Center suministrará diariamente los datos generados por el modelo de predicción NMMB/BSC-Dust. Esto permitirá a ACMAD distribuir productos y crear un sistema de alerta temprana que ayuden a mitigar los efectos negativos del polvo en suspensión.

Tal y como recuerda el Ministerio, el polvo mineral levantado por el viento en el desierto del Sáhara es la mayor fuente de partículas en suspensión en el mundo. La Asamblea General de Naciones Unidas ha reconocido que las tormentas de polvo representan un serio obstáculo para el desarrollo sostenible de los países afectados y que durante los últimos años han causado un daño sustancial a los habitantes de las regiones áridas del planeta, muy especialmente de África.

Primer centro de la OMM. El Barcelona Dust Forecast Center es el primer centro de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) dedicado a la predicción operativa y a la emisión de avisos de tormentas de polvo y arena en la atmósfera. Su objetivo es generar predicciones de polvo atmosférico y arena para el norte de África, Oriente Medio y Europa que permitirán activar planes de mitigación de los severos efectos que provocan estos fenómenos en las vidas y bienes de la población.

Los procesos de transporte de arena y polvo mineral en la atmósfera pueden tener importantes repercusiones en la salud, el medio ambiente y algunas actividades económicas, como las relacionadas con el transporte y la energía. Durante los últimos años, además, se ha comprobado que afectan a la exactitud de las predicciones meteorológicas, ya que repercuten en las propiedades físicas de las nubes y en los niveles de radiación solar, desempeñando asimismo un papel relevante en el clima.

El Barcelona Dust Forecast Center utiliza un modelo de transporte de polvo y contaminantes que se ejecuta en el superordenador MareNostrum del BSC, y sus predicciones se distribuyen a los servicios meteorológicos nacionales del ámbito geográfico del Centro mediante las infraestructuras de comunicaciones de AEMET, que facilita el sistema de observación para realizar las validaciones en tiempo cuasi-real del citado modelo mediante la información procedente de AERONET, una red de fotómetros solares coordinada por la NASA.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.