Los accidentes leves en ciudad se incrementaron un 3,3% en 2015

Europa Press. Los accidentes leves en ciudad crecieron en 2015 hasta sumar los 1,8 millones, según los datos recogidos por Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras (Tirea). Esta cifra supone un aumento del 3,3 por ciento, respecto de 2014.

El incremento del número de partes presentados en 2015 se debe, principalmente, al mayor uso del vehículo, según ha apuntado la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa). A su juicio, este fenómeno es un síntoma de la mejora de la situación económica y, también, del abaratamiento de los carburantes. Para los expertos, es llamativo que los siniestros aumentaron en todas las regiones de España, salvo en Galicia y la ciudad autónoma de Ceuta.

En el conjunto del país hubo 1.792.294 accidentes leves el pasado ejercicio. Esta magnitud se traduce en 3.844 siniestros por cada 100.000 habitantes. Cantabria (4.924), Baleares (4.827), Canarias (4.223), Andalucía (4.177), Galicia (4.157) y Extremadura (3.846) superaron esa ratio.

Unespa apuntan a que son comunidades donde el uso del automóvil suele ser mas intensivo por la dispersión de su población. Aragón es la comunidad donde se producen menos golpes de chapa en términos proporcionales. Apenas 2.942 siniestros por cada 100.000 habitantes. No obstante, es en esta comunidad autónoma donde más han aumentado los accidentes leves, en un 7,8 por ciento más respecto de 2014.

Agosto, el menos accidentado en ciudades. De la misma forma que se perciben diferencias territoriales, el número de accidentes leves ocurridos en un ejercicio varía según la época del año e, incluso, en función del día de la semana. Agosto es el mes donde se producen menos golpes de chapa en las ciudades españolas.

Concretamente, en 2015, ocurrieron 127.389 accidentes en ese mes. En comparación, la media mensual para el conjunto del año es de unos 149.400 casos. El descenso de agosto es el resultado de la menor afluencia de vehículos en las grandes poblaciones durante el periodo estival.

En ese mes, la siniestralidad se desplaza. Las colisiones menos graves pasan a darse en las zonas con gran cantidad de turistas y aumentan los siniestros con víctimas en las carreteras a causa de los traslados interurbanos propios de las vacaciones.

Si se atiende a los días de la semana, el viernes destaca por ser la jornada en que ocurre un mayor número de accidentes leves. De media, se presentan 5.800 partes por golpes sin víctimas personales. La razón es el incremento del tráfico rodado fruto del fin de la jornada laboral y la proximidad del fin de semana.

Un 2015 benigno. A pesar del incremento de la siniestralidad en prácticamente toda España, el ejercicio 2015 fue relativamente benigno si se compara con la media histórica. Todos las jornadas se registraron menos siniestros que el promedio de accidentes de chapa por días de la semana del período comprendido entre 1999 y 2015. En el caso de los viernes, la media de partes presentados en estos 16 años por golpes de chapa es de 6.230 por ejercicio. Es decir, unos 800 siniestros más que los que se dieron en 2015.

El día con una mayor cantidad de accidentes leves en 2015 fue el viernes, 27 de noviembre, con 7.005 partes presentados. Por el contrario, las jornadas con menos colisiones sin víctimas fueron Navidad (1.879 partes) y Año Nuevo (1.943).

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.