El gasto de las familias mantiene un “elevado dinamismo” al inicio de 2016

Según el Banco de España, aumentaron tanto las matriculaciones de vehículos particulares como el índice del comercio al por menor.

Sede del Banco de España. / Foto: Europa Press.
Sede del Banco de España. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El Banco de España ha destacado que el gasto de las familias en bienes de consumo habría mantenido un “elevado dinamismo” a finales de 2015, “que se habría prolongado a comienzos del presente año” con aumentos tanto de las matriculaciones de vehículos particulares como del índice del comercio al por menor.

En su boletín económico del mes de febrero, el Banco de España indica que entre los indicadores cualitativos, los índices de confianza mostraron comportamientos dispares en enero, ya que el de los comerciantes minoristas se mantuvo en el nivel observado en diciembre, mientras que el correspondiente a los consumidores experimentó un cierto retroceso tras los incrementos registrados en meses precedentes.

En cuanto a los indicadores relativos a la industria al comienzo del año, la autoridad monetaria indica que apuntan hacia una prolongación de la fase reciente de dinamismo de la actividad, y añade que la utilización de la capacidad productiva se incrementó al inicio de 2016.

Sobre el sector de la construcción, destaca que también habría prolongado “el tono positivo” de meses anteriores, con “notables” avances interanuales de la cifra de afiliados a la Seguridad Social y de la producción industrial de materiales de construcción, de acuerdo con los datos de enero.

Se mantiene la recuperación de la construcción. “La trayectoria de recuperación de la construcción también es perceptible en los indicadores de actividad futura”, afirma el Banco de España, que recuerda que en noviembre los visados de obra nueva intensificaron el ritmo de avance observado en meses precedentes.

Los servicios de mercado, en cambio, muestran una “cierta moderación” de la actividad del sector a principios de 2016, mientras que la inversión empresarial reflejó en enero, según el Banco de España, “señales divergentes”, con un retroceso en el clima de confianza de los productores de bienes de equipo y una mejora en las expectativas sobre la cartera de pedidos.

Por último, sobre el mercado laboral, destaca que en enero se prolongó su “evolución favorable”, dado que el ritmo de crecimiento interanual de las afiliaciones a la Seguridad Social se mantuvo en el 3,2% y los incrementos de empleo fueron generalizados entre los principales sectores de actividad.

Por su parte, la negociación colectiva referida al primer mes del año apunta a una “cierta aceleración” de los aumentos salariales al inicio de 2016, con un incremento promedio del 1,1%, subida que supera en tres décimas a la tasa observada en 2015.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.