La comunidad china en España celebra la llegada del Nuevo Año bajo el signo del Mono

Según el horóscopo chino, este año será un periodo de muchos cambios en el que cualquier cosa puede suceder.

Cabeza de dragón en danza. / 舞龙表演
Cabeza de dragón en danza. / 舞龙表演

Europa Press. La comunidad china en España despide este 8 de febrero el Año de la Cabra para dar la bienvenida al Año del Mono, el noveno del ciclo de 12 animales del zodiaco chino, según el calendario lunar chino que tradicionalmente se empleaba para marcar los ritmos de la agricultura.

También conocida como la Fiesta de la Primavera, se trata de la fiesta tradicional más importante para la población del país asiático, al aglutinar en unos días lo esencial de la cultura china al tiempo que sus ciudadanos aprovechan para reunirse con familiares y amigos.

El año 4714 de la cronología china es el año que recibirán los chinos cuando reciban el año del Mono de Fuego. Mientras, el decimoquinto día del primer mes lunar del Año Nuevo, conocido como la Fiesta de los Faroles o de las Linternas, marcará el final de las celebraciones, es decir, concluirán el próximo 27 de enero de 2017.

Según el horóscopo chino, este año contará con las características del animal -al mono se le describe como un animal caprichoso, poco predecible, con una personalidad artística excéntrica y una fuerte intuición-, por lo que será un periodo de muchos cambios en el que cualquier cosa puede suceder. Según la tradición, la abundancia, la estabilidad y la energía positiva inundarán este año la vida de los nacionales del país asiático por lo que se espera que los chinos viajen más y compre más, sobre todo durante febrero, marzo y octubre, temporada alta en el país.

En la cultura china, el mono es un animal impredecible y pide prepararse para un año de cambios abruptos, pero también de oportunidades, por lo que aboga estar atentos para adaptarse a los cambios y aprovechar esas oportunidades. Adaptabilidad y cautela serán las dos características principales de este año.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China (CNDR) prevé más de 2.900 millones de desplazamientos entre el 24 de enero y el 3 de marzo con motivo de la celebración del Año Nuevo, según ha publicado la agencia oficial china ‘Xinhua’. En estos 40 días, se espera que los viajes por tierra, mar y aire aumenten un 3,6% respecto al mismo período del año anterior. Esta festividad es la mayor migración humana del mundo, ya que es la única oportunidad para millones de chinos de reunirse con sus familiares durante el año.

En el caso de España, los turistas asiáticos dejarán más de 30 millones de euros en transacciones con tarjeta durante los festejos del Año Nuevo Chino, según las estimaciones Popular Payments, compañía especializada en soluciones de pago. En 2015, según sus cálculos, más de 350.000 turistas chinos visitaron el país.

La tradición marca que las celebraciones se aprovechen para estar con la familia, reunirse con los amigos, cocinar o salir a las calles, que se engalanan, al igual que las casas, de color rojo, símbolo de buena suerte. Los hogares se barren y se limpian, y es costumbre dejar todas las deudas saldadas para entrar en el nuevo año con buen pie.

El primer día del comienzo del año es tradicional no comer carne para tener una vida longeva mientras que el quinto es el día de quedarse en casa para evitar la mala suerte. Los números afortunados del año son el 1, el 7 y el 8; los colores favorables el azul, el blanco y el dorado; y la flor, el crisantemo.

Desfiles, conciertos y conferencias. En Madrid, el distrito de Usera, donde se encuentra la mayor densidad y arraigo de población china y definido por el Ayuntamiento de la capital como el ‘Chinatown madrileño’, será el epicentro de las celebraciones, con una primera feria que estará integrada por un gran desfile con más de 800 artistas, con dragones, leones, tambores y abanicos, karaokes en ‘chinole’ (chino/español), conciertos de música electrónica oriental, talleres de meditación, taichi o caligrafía.

Junto a la Embajada de China en España, el Ayuntamiento, la Comunidad y numerosos colectivos chinos de la ciudad se ha organizado un programa que reúne más de 60 actividades, entre degustaciones gastronómicas, conciertos, sesiones cinematográficas o talleres infantiles.

Entre las novedades, se encuentra las primeras jornadas gastronómicas ‘China Taste’, que arrancarán el 8 de febrero. Participará en ellas el ched Da Dong, equivalente a un cinco estrellas Michelín, que realizará una sofisticada carta de platos en el Hotel Palace.

Además, doce restaurantes de la capital y dos en la Comunidad ofrecerán un menú especial de celebración para acercar a los madrileños los platos típicos de la cocina cantonesa, pekinesa y de las provincias de Hunan, Fukien y Sichuan a un precio muy asequible. Durante estos días, la fuente y el Palacio de Cibeles se iluminarán de rojo y amarillo, los colores de la República Popular China.

Otros actos previstos son el Concierto de la Orquesta Folclórica de Guangdong que tendrá lugar este 4 de febrero en el Auditorio Nacional; el Concierto del Año Nuevo Chino en el Centro Cultural de China el 5 de febrero; así como pasacalles, un ciclo de cine chino contemporáneo (del 12 febrero al 26 febrero) o una conferencia en el Círculo de Lectores sobre las ‘Claves para la lectura de autores chinos’, el 18 de febrero, entre otros.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.