Cae una red de narcotráfico que introducía grandes cantidades de hachís en Tenerife

En la operación, la Guardia Civil ha detenido en la isla canaria a un total de 17 personas e se ha incautado de una tonelada de droga.

Alijo incautado.
Alijo de hachís. / Foto: Archivo.

Redacción. La Guardia Civil, en el transcurso de la operación ‘Pinaza’ desarrollada en Tenerife, ha desmantelado una importante organización de narcotráfico, deteniendo a 17 personas e interviniendo, en diversas fases, más de una tonelada de hachís.

Los detenidos contaban con personas, algunas de ellas vinculadas a la pesca, que se adentraban en embarcaciones a alta mar. En unas coordenadas previamente establecidas, se reunían con barcos nodriza que habían partido cargados de hachís desde la costa de Marruecos.

Tras realizar el intercambio de la mercancía, luego regresaban de nuevo a la costa de Tenerife, donde miembros de la red se encargaban de recogerla y trasladarla a una vivienda ‘guardería’ para su ocultación hasta la salida al mercado.

La operación se inició el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil desmanteló en la operación ‘Chalupa’ una red de narcotráfico que se dedicaba a la introducción en las islas de grandes cantidades de hachís.

Durante la investigación de la operación ‘Chalupa’, los agentes detectaron otra importante red criminal que mantenía frecuentes contactos con algunos de los detenidos en esa operación.

A partir de ahí se inició una nueva operación y se identificó a la totalidad de las personas ahora detenidas, su nexo con otra marroquí exportadora de la droga, así como con grupos criminales que aportaban las infraestructuras marítimas para el transporte de la droga.

La organización formaba todo un entramado societario criminal, de estructura compleja y elevado número de personas, que tenía como único fin la introducción continuada de estupefacientes en las islas.

Durante el control y vigilancias a esta nueva red investigada, en puntuales operaciones se detuvo a diversos integrantes de la misma, interviniéndoles 956 kilos de hachís.

Con toda la información analizada y elaborada, el pasado mes de noviembre se llevó a cabo la fase final de explotación, deteniendo a once españoles y a los dos cabecillas de la organización de nacionalidad marroquí, residentes en Tenerife.

Durante la realización de cinco registros domiciliarios en Santa Cruz de Tenerife, los agentes incautaron 1.000 kilogramos de hachís, una pistola, 20.000 euros, documentación, etcétera, procediendo igualmente al bloqueo de cuentas bancarias, así como de varios coches y embarcaciones.

Asimismo, se solicitaron diversas órdenes internacionales de detención contra los exportadores de los estupefacientes desde Marruecos.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Santa Cruz de Tenerife, ha sido desarrollada por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Compañía Territorial de Playa de las Américas y Unidad Orgánica de Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Tenerife (USECIC).

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.