Los Despachos de Apuestas de Estado piden al nuevo Gobierno que suprima el gravamen del 20%

Las distintas asociaciones han alzado su voz en plena campaña electoral para que desaparezca un gravamen que se aplica desde enero de 2103.

El ministro de Economía y Hacienda, Cristóbal Montoro. / Foto: Europa Press
El ministro de Economía y Hacienda, Cristóbal Montoro. / Foto: Europa Press

ZBN. Los Despachos de Loterías y Apuestas del Estado han pedido al Gobierno que, tras las elecciones generales del 20 de diciembre, se suprima el gravamen del 20% sobre los premios superiores a los 2.500 euros, una petición que han hecho en la recta final para el sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad.

Las distintas asociaciones de Despachos de Apuestas del Estado, han alzado su voz en plena campaña electoral para que desaparezca un gravamen que se aplica desde enero de 2103.

Este gravamen, según señalan en un comunicado, “está lastrando las ventas y es el causante de la quiebra de una buena parte de la red comercial de loterías y apuestas”. En dos años de existencia, las ventas de la Lotería han caído un 20% y eso ha hecho que el Tesoro ingrese 600 millones de euros menos al año, pero además en estos 24 meses se han perdido 800 empleos (11.200 personas trabajan actualmente en este sector).

Más de 200.000 firmas de ciudadanos pedían la retirada del gravamen, pero tras ser entregadas al Ministerio de Hacienda, aún no han obtenido respuesta.

La titularidad y finalidad de Loterías y Apuestas del Estado es “netamente pública” y que por ello el Estado recauda el 30% de los décimos y apuestas que vende, es decir, que cuando se compra un décimo de 20 euros de Lotería de Navidad, 14 se devuelven en premios y de los seis restantes cinco van directamente al Tesoro y uno para gastos de producción. De ahí que sus premios hayan estado exentos de impuestos.

El Gobierno debe actuar en este ámbito como lo hacen 22 Estados de los 28 de la UE. En concreto, tres de los principales mercados del juego: Reino Unido, Francia y Alemania, no lastran su ‘juego público’ con un ‘doble’ impuesto sobre premios, porque en última instancia actúa como aparato de recaudación del Estado.

Es más, el 70% de la población española que participa en el sorteo de Navidad y juegos del Estado en general, vería y valoraría muy positivamente la eliminación del gravamen, señalan en el citado comunicado. De los 2.338 millones que las arcas del Estado esperan ingresar de sus empresas públicas, el 77% procederá de la venta de loterías y apuestas realizadas por la red comercial de Loterías y Apuestas del Estado.

Y del total de empresas que gestiona el Gobierno, Loterías y Apuestas del Estado, con 1.807 millones de euros de beneficio, y Aena, con 791 millones, son las dos únicas que aportarán efectos positivos sobre la distribución de la renta de los ciudadanos. El resto, mantienen en el comunicado, “acumula pérdidas de hasta 334 millones de euros”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.