La ONT se suma a los actos del 50 aniversario del primer trasplante renal realizado con éxito en España

Josep María Gil-Vernet y Antoni Caralps fueron los pioneros de una ‘aventura científica’ que hoy salva o mejora la calidad de vida a cerca de 3.000 pacientes al año.

Trasplante de riñón.
Trasplante de riñón. / http://colima.infoisinfo.com.mx

Redacción. 1965 es una fecha clave en el sistema español de trasplantes. En ese año, Josep María Gil-Vernet y Antoni Caralps realizaban en el Hospital Clinic de Barcelona el primer trasplante renal que finalizaba con éxito en nuestro país. Tras un primer intento fallido, los equipos dirigidos por ambos profesores lograron implantar en una mujer de 35 años un riñón procedente de una persona fallecida en un accidente de tráfico. El injerto funcionó y la paciente evolucionó favorablemente con una larga vida postrasplante. Pocos meses más tarde, Carlos Alférez y Luis Hernando secundaban en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid esta ‘aventura científica’, que hoy salva o mejora la calidad de vida a cerca de 3.000 pacientes al año en nuestro país.

Se trata de un aniversario que la Organización Nacional de Trasplantes ha querido celebrar, sumándose a los actos organizados por el Hospital Clinic de Barcelona, que ha ofrecido un emotivo homenaje científico a los pioneros de esta terapia, presidido por el Conseller de Salut de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, el director general del Hospital Clinic, Josep María Piqué, el director médico, Josep Maria Campistol, la directora de enfermería, Adelaida Zabalegui y el director de la ONT, Rafael Matesanz.

El acto, en el que Gil-Vernet y Caralps han hablado del trasplante renal en los años 60, ha contado con la presencia de un nutrido grupo de nefrólogos y representantes de los equipos de la red trasplantadora renal, así como numerosos pacientes trasplantados. Javier Solana ha presentado su testimonio en calidad de donante.

Tal y como ha recordado Rafael Matesanz, el Hospital Clinic de Barcelona fue galardonado como líder en trasplante renal de donante vivo en el acto conmemorativo del 25 aniversario de la ONT, que se celebró el pasado año.

Intervención quirúrgica de trasplante renal.
Intervención quirúrgica de trasplante renal. / http://www.somospacientes.com

Terapéutica habitual. Los primeros trasplantes renales en el mundo que culminaron con éxito se realizaron en Francia y Estados Unidos en la década de los 50. El norteamericano Josep Murray recibiría el Premio Nobel de Medicina en 1990 por haber logrado un trasplante renal entre hermanos gemelos en 1954, toda una hazaña para la época. Murray compartió el Nobel con Edward Donnall Thomas, pionero del trasplante de médula.

En nuestro país, fue a principios de la década de los 60 cuando se efectuaron en Madrid y Barcelona los primeros intentos fallidos de trasplante renal, que culminarían con éxito en 1965. Lo que comenzó siendo una intervención ‘excepcional’ se ha convertido con los años en una terapéutica habitual que paulatinamente se ha ido extendiendo por todo el país, ampliando su campo de actuación hasta el punto que cada vez se practica en pacientes de mayor y menor edad.

El pasado año en España se realizaron 2.678 trasplantes renales, de ellos 423 fueron de donante vivo, 251 de donante en asistolia y 58 fueron infantiles (seis menores de tres años). El receptor más joven tenía 22 meses, y el de más edad, 84 años.

En estos 50 años en nuestro país se han realizado más de 62.000 trasplantes renales. De ellos, alrededor del 6% han sido de donante vivo (porcentaje que se eleva al 15,8% en 2014). Los trasplantes infantiles (menores de 16 años) representan en torno al el 2,6%, con un total de 1.609.

En la actualidad, 46 hospitales españoles tienen programas de trasplante renal (39 de adultos y 7 infantiles) y el récord de supervivencia del trasplante renal en nuestro país supera los 46 años. Se trata de un paciente que recibió un trasplante de vivo donado por su hermano gemelo en 1969 en el Hospital Clinic de Barcelona.

Cambios en el trasplante renal. En sus inicios, un porcentaje significativo de trasplantes renales fueron de donante vivo, modalidad que se fue reduciendo paulatinamente en nuestro país dado el desarrollo de la donación procedente de persona fallecida. Ante el cambio en el perfil de los donantes, cada vez más envejecidos, la ONT recuperó la donación renal de vivo a principios de este siglo, con la finalidad de ofrecerles una alternativa a los pacientes más jóvenes, liberándolos de la diálisis o evitando entrar en ella.

El trasplante renal ha experimentado importantes cambios en los últimos años, especialmente en lo que se refiere a las formas de donación, donde se han introducido modalidades como el trasplante renal cruzado, las cadenas de trasplantes y el donante samaritano en la donación de vivo, o la donación en asistolia en el caso de la donación de personas fallecidas Los distintos programas puestos en marcha por la ONT han logrado que estas nuevas fórmulas de donación arraiguen en la sociedad española.

El número de trasplantes renales cruzados que se han efectuado hasta la fecha en nuestro país se eleva a 140 (30 de ellos en 2015). Los datos de la ONT también registran 8 donantes ‘samaritanos’, cuyo altruismo ha permitido realizar un total de 28 trasplantes (10 de ellos en 2015).

Relación coste/efectividad. El trasplante renal es la terapia con mejor relación coste/efectividad para el tratamiento de la insuficiencia renal crónica. Esta terapia no sólo supone una importante mejora en la calidad de vida de los pacientes, sino que también proporciona un importante ahorro al Sistema Nacional de Salud. Su coste – en torno a los 50.000 euros, si se tiene en cuenta la intervención, la hospitalización y los fármacos del primer año- se amortiza al segundo año: un año después del trasplante el coste se reduce a los fármacos inmunosupresores que recibe el paciente. En cambio, el coste de la diálisis – alrededor de 50.000 euros- aumenta cada año. El ahorro en diálisis que supone el trasplante renal permite financiar con creces el coste total del resto de trasplantes de órganos en nuestro país

España es el único país de tamaño medio-grande con más pacientes trasplantados (con injerto funcionante) que en diálisis. Se trata de un indicador de buena práctica clínica y calidad asistencial. A 31 de diciembre de 2014, los datos de la ONT – SEN registran un total de 55.143 pacientes en tratamiento de sustitución renal (trasplante o diálisis). De ellos, el 51,9% han sido trasplantados con un injerto que funciona, frente al 42,6% que reciben hemodiálisis y el 5,5% que están en diálisis peritoneal.

Sin embargo, la proporción de pacientes con enfermedad renal crónica terminal, en terapia sustitutiva, trasplantados con injerto funcionante aumenta conforme disminuye la edad: así este porcentaje se eleva al 83,2% en el caso de los menores de 15 años, se sitúa en un 71,2% entre los 15 y los 44 años, y en un 63,3% entre los 65 y los 74. Con 75 o más años el porcentaje es de un 17,7%.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad – a través de la ONT- felicita a los artífices del primer trasplante renal en nuestro país y al resto de pioneros de esta importante ‘ aventura científica y humana’, cuyos logros sentaron las bases del sistema español de trasplantes, considerado internacionalmente como el mejor sistema del mundo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.