La Policía recupera y devuelve a la catedral de Palencia un cantoral del siglo XVI robado hace décadas

En una operación conjunta con New Scotland Yard, se ha logrado que el objeto, que iba a ser subastado en una sala londinense, retorne al lugar donde fue sustraído.

El cantoral vuelve a la catedral de Palencia. / Foto: Policía
El cantoral vuelve a la catedral de Palencia. / Foto: Policía

Europa Press. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha entregado al administrador de la Diócesis de Palencia, Antonio Gómez Cantero, un cantoral del siglo XVI que pertenecía a la Catedral palentina y que fue localizado por la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional en una conocida sala de subastas de Londres.

La obra fue localizada el pasado mes de julio, gracias a la colaboración con un profesor de la Universidad de Córdoba, en la sala Sotheby’s de Londres, donde iba a salir a subasta.

Se trata de un “cantoral único de comienzos del siglo XVI realizado para el oficio litúrgico de la Catedral” ha afirmado el delegado de Patrimonio, José Luis Calvo, quien ha concretado que es de estilo mudéjar con las letras capitales muy trabajadas en plata.

Tras localizar el cantoral en la sala londinense y ante la imposibilidad de asegurar que se tratase de la obra sustraída de la Seo palentina, los agentes de la Brigada de Patrimonio Histórico solicitaron la colaboración de policías de New Scotland Yard para que acudieran a la sala para realizar un estudio fotográfico de la obra subastada y poder certificar que efectivamente se trataba del mismo cantoral del siglo XVI.

Asimismo, el delegado diocesano de Palencia analizó el reportaje fotográfico y reconoció este volumen como el perteneciente a la Catedral, gracias a las anotaciones que aparecen en la portada y en algunas otras páginas de la obra en las que se encuentran el oficio de San Antolín, a pesar de que le faltan las primeras páginas.

Por su parte, el jefe de la Brigada de Patrimonio Histórico, Carlos Úbeda, ha afirmado que el Cantoral fue sustraído de la capilla de la Catedral dedicada a San Sebastián a finales de los años 60 y que en la actualidad obraba en poder del hijo del artista Jorge Brito, quien residió en España en los años 70 y se hizo con el cantoral en el Rastro de Madrid.

“Al devolver una pieza se devuelve una parte de la historia, de nuestras raíces e identidad” ha añadido Cosidó, quien ha alabado el magnífico trabajo de Scotland Yard y ha destacado la buena fe del propietario, quien no sabía que se trataba de una pieza robada.

Exposición obras falsas. Por otro lado, el director general de la Policía ha anunciado que el 20 de noviembre el Archivo Policial ubicado en la antigua cárcel va a acoger una exposición sobre obras falsas identificadas como tal por la Brigada de Patrimonio Artístico.

Se trata de las obras más significativas y para las que “hay que ser muy experto y especialista para distinguir alguna diferencia con el original”, ha explicado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.