Empleo anuncia un programa de orientación laboral para 1,26 millones de parados de entre 30 y 55 años

Según ha explicado el Secretario de Estado, Juan Pablo Riesgo, el objetivo es transferir recursos a las comunidades autónomas para que hagan un diagnóstico individualizado de la empleabilidad de los parados de larga duración de este sector de población.

El programa se desarrollará durante dos años a partir de mediados de 2016.
El programa se desarrollará durante dos años a partir de mediados de 2016.

Redacción. El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha anunciado este miércoles un nuevo plan de orientación laboral que beneficiará potencialmente a 1,26 millones de parados de larga duración de entre 30 y 55 años, y que se desarrollará durante dos años a partir de mediados de 2016.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Riesgo ha explicado que las cuentas del año próximo incluyen una nueva partida de 129 millones de euros con los que se financiará este nuevo programa, cuya regulación concreta será pactada en el ámbito del diálogo social y de la Conferencia Sectorial de Empleo.

“El objetivo es transferir recursos a las comunidades autónomas para que hagan un diagnóstico individualizado de la empleabilidad de los parados de larga duración de entre 30 y 55 años, que irá acompañado del diseño de un itinerario personalizado y del seguimiento de su inserción laboral”, ha explicado el secretario de Estado.

En total, el Gobierno prevé aplicar 516 millones de euros del presupuesto a este programa en los dos ejercicios de duración para los que se ha planteado, a contar desde mediados de 2016, con ánimo de llegar a 1,26 millones de parados de larga duración de entre 30 y 55 años que no se benefician ni la Garantía Juvenil ni los subsidios para mayores de 55 años.

Políticas activas de empleo.  Junto a esta partida, el presupuesto de Empleo incluye 415 millones de euros (+65%) para medidas de orientación para el empleo, otros 50 millones para actualizar los beneficiarios del programa de activación para el empleo, y hasta 2.203 millones (+5,8%) para financiar el nuevo sistema de formación profesional para el empleo.

Esta última cantidad se repartirá entre la formación de parados (841 millones, +11,9%), que como novedad presentará un programa específico de formación para jóvenes cofinanciado con la Iniciativa de Empleo Juvenil; 610 millones para bonificar a empresas que formen a sus trabajadores, 387 millones para planes de empresas y sectores, y 261 millones para formación en alternancia.

Además, las bonificaciones a la contratación se llevarán un 9% más de fondos (1.635 millones en total), incluyendo los incentivos de la Garantía Juvenil, los de la creación y mantenimiento de empleo para sectores con especiales dificultades de inserción como discapacitados o víctimas del terrorismo y de la violencia machista; y 219 millones para el Prepara.

En total, todas las Políticas Activas de Empleo recibirán el año próximo 5.242 millones de euros, un 10% más que el año pasado. “Aunque estos recursos se redujeron al inicio de la legislatura, ahora que hemos mejorado la eficiencia y el funcionamiento de estas políticas aumenta su dotación”, ha defendido Riesgo.

A renglón seguido, ha señalado que el Estado aportará 2.723 millones a este objetivo, que completarán los 1.900 millones que se espera recaudar por cuotas de formación y los 483 millones que aportará el Fondo Social Europeo. Y ha asegurado que las comunidades autónomas recibirán el 73% del total de estas cuantías (2.187 millones), incrementándose un 17% las transferencias con respecto a este ejercicio.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, su dotación cae un 23%.
En cuanto a las prestaciones por desempleo, su dotación cae un 23%.

Políticas pasivas.   En cuanto a las prestaciones por desempleo, su dotación cae un 23% hasta los 19.522 millones de euros que se financiarán mediante cuotas (18.411 millones, +6%) y aportaciones del Estado (1.111 millones). Riesgo ha justificado esta caída en la protección por desempleo recordando que “hay un 10% más de fondos para políticas activas de empleo” y también sube un 3,7% la financiación de las rentas activas de inserción y se reservan 350 millones para las ayudas de acompañamiento.

Además, ha defendido que el gasto en prestaciones se reduce “en línea” con la caída prevista del paro, y ha asegurado que en cualquier caso si hace falta más dinero se habilitarán partidas adicionales. “Las prestaciones por desempleo se pagarán siempre”, ha garantizado.

Con todo ello, el secretario de Estado ha asegurado que el sistema cubrirá mensualmente a 2,15 millones de beneficiarios, a los que se suman quienes reciben las ayudas del Prepara y las rentas de inserción de las comunidades autónomas.

Por otra parte, el Servicio Público de Empleo cubrirá las prestaciones por cese de actividad de los autónomos con 17,4 millones de euros, que se sumarán a lo que aportan las mutuas. El fomento del emprendimiento se llevará 24,7 millones, gestionados mayoritariamente por las comunidades; mientras que la prevención de riesgos laborales contará con casi 25 millones.

Para las ayudas a los trabajadores afectados por procesos de reestructuración de las empresas habrá 47 millones mientras que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) recibirá 1.087 millones, un 2,2% más que este año por el incremento de los recursos para pagar prestaciones (2,1%) y, sobre todo, por el incremento del 12,6% en los gastos de personal para “reforzar la plantilla y agilizar al máximo la tramitación” de los expedientes, cuyos plazos actuales son “razonables” a juicio de Riesgo.

Certezas y seguridad. Finalmente, el responsable de Empleo ha defendido la decisión de presentar los Presupuestos de 2016 a estas alturas del año, con la intención de dejarlos aprobados antes de las elecciones, porque así se “apuesta por ofrecer certezas, seguridad y previsibilidad a los agentes económicos”.

“El Gobierno ha decidido dar estabilidad y generar confianza, elementos esenciales para sostener la recuperación económica y del empleo. Hoy, con la economía aún dañada por el efecto de la grave crisis pero iniciada ya una vigorosa recuperación del crecimiento económico y del empleo, el Gobierno asume la responsabilidad de presentar de manera extraordinaria unos Presupuestos adaptados a la realidad y listos para ser ejecutados a partir del 1 de enero”, ha insistido.

Además, ha subrayado que “gracias a las reformas y los esfuerzos de la sociedad” hoy España ha “pasado de la recesión al crecimiento” y que “esa mejoría se está trasladando íntegramente al mercado laboral”, beneficiando también por el “tono de moderación” de los salarios y los costes laborales, que “hace compatible la ganancia de competitividad de poder adquisitivo”.

En este escenario, Riesgo prevé que el año que el año que viene “la recuperación económica seguirá siendo intensiva e empleo” por lo que la tasa de paro quedará en el 19,7% a finales de 2016 y se superará el número de ocupados del inicio de la legislatura. Además, ha subrayado el efecto que las medidas está teniendo en colectivos como el de jóvenes o el de parados de larga duración, que han aportado el 65% de la reducción del paro este año.

“Sin duda queda mucho camino por recorrer, millones de personas buscan un empleo y no lo encuentran. Pero hemos avanzado mucho, y recordarlo y reconocerlo es de justicia porque es mérito de toda la sociedad. La ambición de los Presupuestos de 2016 es seguir dando estabilidad y confianza, seguir contribuyendo a la creación de empleo y, por supuesto, con el compromiso de no dejar a nadie atrás en la recuperación”, ha zanjado.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.