La Carolina más feliz ya se encuentra en España y fue recibida por su familia a su llegada a Madrid

Muchos aficionados se congregaron en la terminal del aeropuerto Adolfo Suárez para aclamar a la bicampeona del mundo.

Carolina Marín, recibida en Madrid por sus familiares y muchos aficionados. / Foto: AsTV.
Carolina Marín, recibida en Madrid por sus familiares y muchos aficionados. / Foto: AsTV.

S. D. Rostro exultante, con su sonrisa de siempre aunque en esta ocasión mucho más evidente, y no era para menos. Carolina Marín, bicampeona del mundo de bádminton, llegó a España y se encontró en la terminal del aeropuerto Adolfo Surárez de Madrid a su familia y a un buen puñado de aficionados que le aclamaron.

Procedente de Amsterdam, donde había hecho escala su vuelo tras salir de Yakarta (Indonesia), donde el domingo derrotó a Saina Nehwal y se proclamó por segundo vez consecutiva campeona del mundo de bádminton, Carolina Marín tuvo el feliz reencuentro con sus familiares, y una parte de esos muchos seguidores que, durante la semana, han madrugado para ver en directo sus partidos.

Carolina Marín, en el momento de llegar al aeropuerto de Madrid. / Foto: AsTV.
Carolina Marín, en el momento de llegar al aeropuerto de Madrid. / Foto: AsTV.

A su llagada a la capital de España la onubense manifestó estar “muy contenta” y “poder ver a mi familia”. Con los gritos de ¡campeona, campeona, campeona! de fondo, Carolina habló de las dificultades que ha tenido para este Campeonato, por lo que confesó que estaba “muy orgullosa por haberlo conquistado”. La campeona del mundo dijo que “detrás de este éxito hay un trabajo duro, mío y de mi equipo”, volviendo a agradecer el trabajo realizado por los técnicos con especial dedicación a su entrenador, Fernando Rivas, y al psicólogo, Pablo del Río.

Carolina Marín señaló que “hemos pasado un año que ha sido muy complicado y con momentos difíciles, como la lesión que tuve hace un mes y que estuvo a punto de hacerme perder el Campeonato”. “Pero ya digo que con el trabajo que hemos hecho, no sólo se ha podido ir a Indonesia, sino que nos hemos traido el oro”.

En la improvisada rueda de prensa ante los informadores, Carolina Marín insistió en “los bien que me han tratado en Indonesia”, reconociendo que “me he encontrado como en casa, con una afición que no ha parado de animarme”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.