Nueve detenidos relacionados con los Ángeles del Infierno e intervenidos 100 kilos de marihuana en Málaga

La Guardia Civil culmina así una operación que comenzó en 2013, en la que ha podido conocer en profundidad la estructura y jerarquía de la banda motera.

Marihuana incautada en la operación.
Marihuana incautada en la operación.

Europa Press. La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Celestial’, ha detenido a nueve personas que son miembros o tienen alguna relación con la banda motera Ángeles del Infierno (Hells Angels Motorcycle Club, en inglés), pertenecientes al capítulo Costa del Sol, con base en la provincia de Málaga.

Los arrestados ya han pasado a disposición judicial y la operación continúa abierta, y no se descartan nuevas actuaciones, han informado desde el instituto armado. En el momento de la detención los agentes se han incautado de dos armas de fuego y, aproximadamente, unos 100 kilogramos de marihuana que la organización tenía preparados para distribuir.

La droga ha sido localizada una nave industrial utilizada por la organización para almacenar los cargamentos de la sustancia estupefaciente. Además, se han efectuado ocho registros en la capital y en las localidades malagueñas de Benalmádena, Archidona, Coín, Mijas y Marbella, han precisado en un comunicado.

En los registros practicados se han intervenido los citados 100 kilos de marihuana, que estaban distribuidos en cajas y bolsas de diferente tamaño, así como útiles de pesaje y embalaje de sustancia estupefaciente.

También se han intervenido dos armas de fuego, 20.000 euros en billetes pequeños, así como diversos objetos de la organización, tales como indumentaria representativa de la organización, parches, cuadros o fotos.

Fin de una operación iniciada en 2013. Con estas detenciones se culmina una operación que comenzó a finales de 2013 y durante la que se ha podido identificar y detener a varios de los miembros más destacados de este capítulo, los cuales estarían presuntamente dedicados al tráfico de sustancias estupefacientes.

Este grupo criminal transportaba grandes cantidades de hachís por vía terrestre con destino a países europeos, principalmente Dinamarca y Holanda, empleando camiones y turismos para su traslado. Las sustancias eran previamente custodiadas en el interior de naves industriales hasta que se les daba salida.

La investigación desarrollada por Guardia Civil ha permitido describir el funcionamiento, la estructura jerárquica y piramidal de este capítulo, así como la fuerte cohesión, disciplina interna, y reparto de tareas entre los miembros de dicha organización.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.