Medicina estética, cuando el bienestar y la salud van de la mano

En la actualidad, la medicina estética aporta soluciones cada día más seguras y menos invasivas a problemas como la grasa localizada, la temida celulitis o las manchas en el rostro provocadas por el sol, patologías estéticas que durante años han supuesto un caballo de batalla para muchas personas.

La medicina estética aporta soluciones cada día más eficaces y menos invasivas.
La medicina estética aporta soluciones cada día más eficaces y menos invasivas.

EBN. Durante décadas, todo aquello relacionado con la “estética” ha sido tachado de superficial e incluso insano. Quizás haya tenido que ver la imagen que han proyectado ciertos personajes, que han querido moldear su rostro y su cuerpo como de una plastilina se tratase. No obstante, la realidad con la que se encuentran los profesionales de la medicina estética en nuestro país, dista mucho de esta frivolidad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud es un “estado de completo bienestar físico, mental y social”, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Son numerosas las encuestas que demuestran el alto porcentaje de personas que no se encuentran del todo a gusto con una parte de su cuerpo o de su rostro. En muchas ocasiones son pequeños matices –arrugas, manchas o una cicatriz-. Sin embargo en otros casos , lejos de quedarse en una mera anécdota, esto va más allá, provocando posibles problemas en la salud, el bienestar o la autoestima de quien los padece. En este sentido, cabe destacar la importancia que la medicina estética está cobrando en la sociedad actual, no sólo entre la ciudadanía sino también entre los profesionales médicos, cada vez más preocupados por aportar soluciones estéticas. Y es que si hay algo evidente, es que la mayoría de hombres y mujeres buscamos sentirnos cómodos y seguros en nuestra propia piel.

En la actualidad, la medicina estética aporta soluciones cada día más eficaces y menos invasivas a problemas tan comunes como la grasa localizada, la temida celulitis, las manchas en el rostro provocadas por el sol o las incómodas varices, entre otras muchas. Patologías estéticas que durante años han supuesto un caballo de batalla para muchas personas, tienen hoy una solución eficaz y segura. Muchas de ellas incluso sin necesidad de pasar por el quirófano. Esta disciplina médica se encarga de algo tan importante como devolver la seguridad, la autoestima y la posibilidad de mirarse al espejo y esbozar una sonrisa. Si volvemos a la definición de “salud” por la OMS, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que la medicina estética consigue simplemente, que estemos más sanos.

La doctora Rocío Vázquez.
La doctora Rocío Vázquez.

Como experta en este área, la doctora Rocío Vázquez, con más de 25 años de experiencia y cuya clínica se encuentra en la capital hispalense, afirma la constante e imparable evolución de las técnicas estéticas “Hay una tendencia creciente a innovar en tratamientos cada vez menos invasivos para atajar todo tipo de problemas estéticos. Algunos de ellos hasta el momento habían supuesto grandes asignaturas pendientes para la medicina estética, como ocurría con la celulitis, la eliminación de varices o el envejecimiento prematuro-“ ha declarado a España BN . Y añade, “La medicina regenerativa, preventiva o la investigación con células madre también forma parte de importantes proyectos a corto-medio plazo”.

La Dra. Vázquez, que ha incorporado las técnicas más avanzadas a nivel internacional, pone de relieve que algunos de los tratamientos que más han evolucionado en los últimos años son los centrados en atajar la piel de naranja, el exceso de grasa localizada o la flaccidez incipiente en rostro y cuerpo.

En el caso de la celulitis que tantas mujeres esconde bajo un pareo en la playa, la doctora aplica en su clínica dos tratamientos muy efectivos para lucir, a posteriori, una piel lisa y tonificada. Por un lado, cabe destacar una técnica mínimamente invasiva, que ataca este problema desde dentro y aporta unos resultados muy duraderos y eficaces en una sola sesión, incluso tratándose de una celulitis severa.

Como en casi todos los casos, la clínica ofrece un tratamiento alternativo a la cirugía. En este caso, cuentan con uno de los tratamientos más exclusivos a nivel internacional. Éste logra mejorar notablemente la calidad de la piel en muy pocas sesiones. Incluso combate la flacidez en zonas difíciles como el abdomen, los flancos o la cara interna de los muslos. En muy poco tiempo se ha convertido en el más demandado por mujeres que han sido madres recientemente y desean recuperar la figura tras el embarazo.

Sala de la Clínica Rocío Vázquez.
Sala de la Clínica Rocío Vázquez.

No obstante, uno de los problemas estéticos más repetidos en ambos sexos sigue siendo el exceso de grasa localizada. Este hecho ha movido a los expertos en la materia a ofrecer novedosas mejoras en pocos años. Desde la pionera liposucción la evolución ha sido notable. En la actualidad, la lipoescultura con láser lipólisis es una de las técnicas más avanzadas que pone en práctica Clínica Rocío Vázquez y ha marcado un antes y un después. El paciente puede regresar a su casa, por regla general, sólo una hora después de la intervención. Además, en lugar de anestesia general como hace años, se aplica anestesia local y sedación, algo en lo que la doctora Vázquez ha sido una vez más pionera.

El paso del tiempo y su reflejo en el rostro es otro de los aspectos que se pueden tratar a fin de que nuestra cara refleje la energía y juventud que aún nos invaden por dentro. Para atacar la flaccidez, la doctora Rocío Vázquez comenzó a aplicar por primera vez en España los llamados ‘hilos de oro’, y hoy en día los ‘hilos tensores’. Estos consiguen devolver la tensión a zonas de la cara, cuello o resto del cuerpo que la habían perdido, sin necesidad de cirugía y en una única sesión.

Estos son sólo algunos de los tratamientos más innovadores que podemos encontrar en el ámbito de la medicina y que demuestran que hay una solución para cada problema estético. La tendencia es buscar en todo momento que prime la comodidad y la seguridad del paciente, lo que convierte esta disciplina en un campo cada día más demandado. Sólo hay que confiar en los mejores profesionales y ponerse en sus manos para recibir una inyección de autoestima y decir con toda seguridad ¡Me siento mejor que nunca!

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.