España exporta más vino del que consume por cuarto año consecutivo

España ha sido el principal exportador de vino mundial en términos de volumen en 2014.

Copa de vino. / Foto: Europa Press.
Copa de vino. / Foto: Europa Press.

Europa Press. El sector vinícola español acumula cuatro campañas consecutivas con un mayor volumen de exportación que de consumo, según la memoria de la Federación Española del Vino (FEV) de 2014.

España ha sido el principal exportador de vino mundial en términos de volumen en 2014. Así, el valor de estas ventas se ha incrementado en un 50% desde el año 2000, mientras que el volumen casi se ha triplicado, ha señalado el director general del Observatorio Español del Vino, Rafael del Rey. Así las cosas, Del Rey ha señalado como uno de los principales retos para 2015 la necesidad de encontrar un equilibrio entre la producción y las necesidades del mercado.

Por su parte, el presidente de la federación, Christian Barré, ha destacado que el consumo de vino en España ha caído casi un 50% en los últimos años, mientras que en los principales países competidores la caída no ha sido tan acusada. Con una crisis económica con mayores efectos para España como principal motivo de este descenso, Barré ha hecho hincapié en la necesidad de unión en el sector para poder dinamizar el consumo en España.

Así, se pretende mejorar la relación valor-consumo, con una recuperación del consumo en el mercado nacional, unida a la mejora del valor ligado con la imagen de los vinos españoles en el mundo.

De esta manera, la FEV pretende poner de acuerdo a un sector fragmentado para alcanzar la extensión de norma y recaudar así los fondos necesarios que permitan lanzar una campaña que reavive el consumo interior. En esta línea, el secretario general de la federación, Pau Roca, ha manifestado que este modelo asociativo está en revisión y que existen numerosas necesidades de perfección en la composición territorial.

Barré ha anunciado que actualmente la federación está negociando con el resto del sector para lanzar una campaña de promoción interna, que espera que “esté definida a lo largo de 2016”.

En este contexto, la FEV, que representa el 77,3% de la facturación del sector según datos del INE, apuesta por aumentar su presencia, mejorar internamente y “darse a conocer”, ha anunciado Roca.

En esta línea, persigue mejorar las relaciones con la distribución para que el vino esté más presente y sea más accesible y con la hostelería, sobre todo en materia de formación. Asimismo, su estrategia está relacionada con la venta directa y el seguimiento directo de la venta ‘online’. No obstante, Rafael del Rey ha asegurado que “aún queda mucho camino por recorrer” en cuanto a conocer mejor al consumidor, sus necesidades y qué tipo de vinos esperan.

Los precios más bajos del mundo. Actualmente, el precio de los vinos españoles a nivel internacional se sitúa en 1,10 euros por litro, lo que refleja el nivel más bajo del mundo. En este sentido, Barré ha afirmado que establecer un objetivo cuantitativo es “bastante complicado” y que su reto es “más cualitativo”.

Los principales competidores de España, como lo son Italia y Francia, tienen un precio de 2,50 euros y más de 5 euros, respectivamente. Así, Italia factura 5,1 millones de euros, frente a los 2,5 millones de España, “pero Italia ha tardado 15 años en conseguir estas cifras, ha manifestado Del Rey”.

Así, ha añadido que España lograría un impacto positivo en todo el sector si experimentase un crecimiento de alrededor de un 10% en los próximos años.

Mayor presencia en la negociación exterior. El papel de España en las negociaciones en el mercado exterior es inferior al de otros países como Chile que sitúa al vino como una de sus prioridades, ha señalado el secretario de la organización. Por ello, otro de los objetivos de la estrategia de la FEV está orientado a aumentar ese peso en las negociaciones, ya que “si se consigue bajar aranceles y mejorar los accesos, mejorará el valor”, ha afirmado Roca.

En relación al acuerdo de libre comercio entre la UE y EEUU (TTIP, por sus siglas en inglés), la FEV ha mostrado su postura favorable al respecto. Así, Barré ha indicado como principal beneficio el reconocimiento formal de las D.O., así como la armonización de los criterios, como por ejemplo de los vinos ecológicos, entre la UE y EEUU.

Además, Roca se ha mostrado optimista ante la entrada en el mayor mercado de consumo del mundo, como lo es el norteamericano y en un marco que proporciona un mecanismo de solución de conflictos más accesible.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.