Una empresa española diseña aerogeneradores sin aspas, una “solución” para reducir la mortalidad de aves por colisión

El nuevo diseño permite reducir la distancia entre aerogeneradores, lo cual implica una reducción de la superficie del parque eólico, y de la pérdida de hábitat de especies, la destrucción directa de flora o la destrucción de puestas y camadas.

EnergíaEolica
Generador tradicional de tres aspas./Foto: Europa Press.

Europa Press. La empresa española Vortex Bladeless ha diseñado una nueva tecnología que permitiría aerogeneradores sin palas, lo que contribuiría a “reducir significativamente” la mortalidad de aves por colisión, según la organización SEO/BirdLife, que ha comparado los beneficios para el medio ambiente de esta innovación.

La ONG subraya que es preciso que en España, que es un “país estratégico” para la conservación de la naturaleza realice un desarrollo lo más respetuoso posible con el medio ambiente. España es uno de los cuatro grandes productores de energía eólica del mundo, pero a pesar de que es una fuente renovable, provoca impactos, entre los que destaca la mortalidad de aves por colisión con las aspas.

En concreto, la ONG ha analizado las ventajas ambientales que produciría un parque eólico del prototipo de aerogeneradores sin palas en comparación con los que llevan tres palas.

De este modo, la mortalidad directa de la avicauna y murciélagos será la que más disminuya en comparación con la tecnología de aerogeneradores normal (tripala).

Además, destaca que el nuevo diseño permite reducir la distancia entre aerogeneradores, lo cual implica una reducción de la superficie del parque eólico, y de la pérdida de hábitat de especies, la destrucción directa de flora o la destrucción de puestas y camadas.

Al mismo tiempo, el propio aerogenerador conlleva una “reducción drástica” del número de piezas, su tamaño y su peso, por lo que, por ejemplo, se evita la apertura de caminos nuevos y del número de camiones para su transporte así como la maquinaria necesaria para su montaje, lo que repercute en una disminución “significativa” de la huella de carbono del propio aerogenerador, la pérdida del hábitat, la afección directa y molestias a la fauna, la destrucción de flora y la fragmentación del territorio.

Otra de las ventajas, según la ONG es que como no se utilizan aceites ni lubircantes, se reduce el riestos de vertidos de sustancias contaminantes, como las tareas de mantenimiento que disminuyen la presencia y trasiego de personas disminuyendo las molestias a la fauna.

Frente a otro de los problemas ambientales de los parques eólicos, como es el ruido, la empresa directamente lo ha eliminado. En concreto, los aerogeneradores convencionales generan emisiones de ruido aerodinámico, producidos por los flujos de aire sobre las palas, mientras que las emisiones por el flujo de aire sobre los mástiles de Vortex Bladeless es de cero decibelios.

Para la técnico de SEO/BirdLife Julieta Valls, “la búsqueda y el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan alcanzar la máximas sostenibilidad es un reto que debe ser compartido por las industrias, la administración pública, el tercer sector y todos los ciudadanos”.

Mientras, uno de los tres socios fundadores de Vortex Bladeless David Suriol explica que el prototipo desarrollado ahora necesita ser escalado para poder salir al mercado. Para ello, según su socio Raúl Martín, debe convencer a los potenciales inversores para lo que ha iniciado una campaña de crowfunding, con la que ya han recopilado 150.000 dólares con los que buscarán un lugar en India donde desarrollar el proyecto piloto que les permita comprobar su viabilidad técnica y económica.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.