Un investigador español recupera un texto médico del siglo XV expoliado en Siria

Juan Pedro Monferre, catedrático de estudios árabes e islámicos de la Universidad de Córdoba, ha recuperado una hoja de un códice médico árabe del siglo XV o XVI en caracteres siriaco-arameos, de los pocos que se conocen y con gran valor patrimonial.

Hoja del códice médico recuperado por el investigador Juan Pedro Monferrer.
Hoja del códice médico recuperado por el investigador Juan Pedro Monferrer.

Redacción. Las guerras civiles en Iraq y Siria no sólo han supuesto la destrucción o saqueo de restos arqueológicos, también de códices y otros libros valiosos que contienen una parte del caudal del saber científico de la Antigüedad, la Tardoantigüedad y la Edad Media: obras de botánica, medicina o astronomía, por ejemplo.

Ahora, una hoja de un códice médico árabe excepcional, copia del siglo XV o XVI en caracteres siriaco-arameos, de los pocos que se conocen y con gran valor patrimonial, ha llegado a manos del catedrático de la Universidad de Córdoba Juan Pedro Monferrer. Su equipo de investigación de estudios árabes e islámicos ha comenzado un estudio para determinar su origen y alertar de la pérdida y destrucción de manuscritos en estos conflictos.

“Se trata de un texto médico de finalidad práctica con un listado de sustancias y sus aplicaciones médicas, indicando la afección a la que eran destinadas”, explica Monferrer. El fragmento es de los pocos conocidos en registro karshuni (lengua árabe escrita con caracteres siriaco-arameos). El experto considera que “su valor patrimonial es enorme”. De acuerdo con datos paleográficos, su datación se situaría en los siglos XV o XVI.

La hoja, indica el catedrático, le llegó “de forma anónima a través de un amigo”. En algún momento, la persona que lo puso en circulación habría desgajado las hojas del códice al que pertenecía porque su venta de forma individualizada tendría más valor que el conjunto del manuscrito en el mercado negro. Monferrer, que dirige el Cordoba Near Eastern Research Unit (CNERU), ha llevado a cabo su traducción y estudio, determinando su datación, el contexto y el lugar de procedencia del escrito.

Monferrer advierte que los movimientos de libros y otros documentos de valor patrimonial “son bastante frecuentes” a raíz de la guerra siria y del expolio que a causa de los diversos conflictos se están produciendo. “No hay ningún control sobre los mismos”, lamenta el especialista. “La compleja situación que vive el mundo árabe ha abierto la puerta a este negocio, que produce pingües beneficios”, indica.

Mercado negro. Dado que el mercado negro es por naturaleza opaco, es difícil estimar qué cantidad de textos están saliendo de Siria y otros países árabes en conflicto para engordar tanto colecciones privadas como intereses varios de carácter depredador. “No podemos cuantificarlo, pero es realmente importante el numero de escritos árabes, árabes-coptos, arameos y etiópicos, entre otros, de gran valor patrimonial que está siendo expoliado desde hace unos años”, explica Monferrer.

Los territorios que configuran los actuales estados de Iraq y Siria han acogido varias de las más influyentes civilizaciones de la Historia de la humanidad.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.