Lanzan dos volúmenes sobre la prehistoria y protohistoria de la Península Ibérica

Ambos ejemplares pretenden ser una síntesis completa y una actualización de los conocimientos existentes acerca de los yacimientos de estas épocas históricas.

Presentación de los libros. / Foto: Europa Press.
Presentación de los libros. / Foto: Europa Press.

Europa Press. La Universidad de Burgos y la Fundación Atapuerca han presentado dos volúmenes sobre arqueología con los que pretenden “dar colofón” a una etapa de la arqueología española y “reunir y actualizar” los conocimientos disponibles sobre la prehistoria y protohistoria de la Península Ibérica, según han explicado sus responsables.

Concretamente, el primero de ellos es un libro titulado ‘Los cazadores recolectores del Pleistoceno y del Holoceno en Iberia y el Estrecho de Gibraltar. Estado actual del conocimiento del registro arqueológico’ que recoge la información y los conocimientos disponibles acerca de un total de 121 yacimientos arqueológicos y grupos de yacimientos de la Península Ibérica y el Estrecho de Gibraltar.

Además, en los dos últimos capítulos, incluye un estudio acerca del arte de la cordillera cantábrica y zonas afines y al de la zona mediterránea, según ha explicado el editor del volumen, Robert Sala.

El segundo de los dos libros presentados se titula ‘Protohistoria de la Península Ibérica. Del neolítico a la Romanización’ y recoge 15 ensayos de “los mejores especialistas” para dar “una visión dinámica” del ‘far west’ de la región euroasiática que es la Península Ibérica, según ha indicado su editor, Martín Almagro.

“Dentro de la península que es Europa, la última de las penínsulas es la Península Ibérica, que además tiene una compleja estructura que hace que funcione como un auténtico microcontinente por su diversidad interna y por la cantidad de influjos que tiene -ha explicado- esta complejidad hace que sea enormemente interesante para comprender cómo reaccionaban, cómo se adaptaban al terreno y cómo se influían entre sí las sociedades de la prehistoria”.

Entre los contenidos del volumen destacan la evolución de las sociedades de la prehistoria en el territorio hacia modelos de “sociedades complejas” y destaca varios pueblos a los que “se creía secundarios pero que podrían tener una personalidad mucho más fuerte de lo que se creía”, como es el caso de los Lusitanos.

“También se aborda el origen de los vascos, para quitar muchos mitos que son mitos históricos como desmontar definitivamente que los vascos vivían en el País Vasco -ha subrayado- En el País Vasco actual vivían gentes celtas hasta la Romanización y Latinización, los vascos vienen de la zona del Pirineo y de la Aquitania. Eso no les quita el derecho a vivir en la Península, pero replantea muchos puntos de vista”.

Los dos volúmenes han sido presentados en un acto en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) en el que han participado el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, el director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz Martín; el rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo; el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio Miguel Menéndez; los tres codirectores del Yacimiento de Atapuerca, Jose María Bermúdez, Juan Luis Arsuaga y Eudald Carbonell; y los editores de los dos libros, Martín Almagro y Robert Sala.

Los dos trabajos publicados son el “colofón” del XVII Congreso de la Unión Mundial de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas (UISPP) que tuvo lugar en Burgos en septiembre de 2014 y en el que participaron en torno a 1.600 científicos de todo el mundo, según ha explicado el presidente de la Fundación Atapuerca.

Estos documentos sirven para reunir parte de los contenidos abordados durante el encuentro y pretenden también ser una “síntesis completa” y “actualización” de los conocimientos existentes acerca de los yacimientos prehistóricos y protohistóricos en España, según ha indicado Carbonell.

Para el codirector del yacimiento, la celebración del congreso y la publicación de estos dos documentos suponen el “final de un ciclo importante” en el proyecto de Atapuerca, por lo que ha subrayado la importancia de realizar “una síntesis” que sirviera como referencia y que se realizara de forma colectiva.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.