Ingresa en prisión el responsable de un grupo que explotaba a temporeros en Mendavia

La Policía Foral de Navarra detiene a seis personas, con vínculos familiares, que mantenían a los trabajadores en condiciones deplorables.

fotonoticia_20150516113446_800
Las condiciones de la vivienda de los trabajadores.

Redacción. Un ciudadano portugués de 24 años y vecino de Mendavia ha ingresado en prisión tras ser detenido por la Policía Foral, junto a otras cinco personas, como responsable de una organización que captaba temporeros para trabajar en empresas agropecuarias a los que mantenía en condiciones deplorables, privándoles además de buena parte de sus ingresos.

El pasado 12 de mayo y dentro de la denominada Operación LUR iniciada en 2014, agentes del Área de Investigación Criminal de Policía Foral detuvieron en Mendavia a seis vecinos de la localidad y dieron por desarticulado un grupo organizado dedicado a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

Los detenidos son de nacionalidad portuguesa, excepto una mujer que es española, y están vinculados familiarmente, según ha informado el Gobierno de Navarra a través de un comunicado.

Uno de los arrestados, B.D.S.O, de 24 años y nacionalidad portuguesa, era el presunto jefe del grupo criminal investigado. Se encargaba de localizar trabajos agrícolas de las empresas agropecuarias de la zona y captaba temporeros, normalmente de su misma nacionalidad, a los que proporcionaba alojamiento y manutención en condiciones deplorables, para lo que contaba con la colaboración de su hermana M.D.S.O, de 27 años, que también ha sido detenida.

El responsable de la organización criminal mantenía una situación de dominio sobre los temporeros, exigiéndoles la entrega de una parte muy importante del importe cobrado por las nóminas, paro y otras ayudas.

Asimismo, como se pudo comprobar en los tres registros domiciliarios practicados, se apoderaba de toda la correspondencia y documentación bancaria de los temporeros, a los cuales les quitaba incluso su cartilla bancaria para que no pudiesen retirar dinero. También se pudo observar la situación insalubre en la que vivían estas personas, que carecían incluso de agua caliente.

Para el control y transporte de los temporeros al lugar de trabajo, se ayudaba de sus también familiares G.D.J.O. (de 52 años), T.D.S.O. (28 años) y P.G.D.S. (25 años). Finalmente, la esposa del jefe del grupo criminal, de nacionalidad española, A.N.P., de 36 años, ponía su nombre para ocultar el patrimonio que se generaba con las actividades delictivas del grupo.

La Policía Foral solicita que, en caso de ser víctima de un delito de estas características o tener conocimiento de que pueda estar produciéndose, se contacte con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, al objeto de prevenir estas prácticas abusivas de explotación laboral. La investigación fue dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Estella, que ha decretado el ingreso en prisión de B.D.S.O.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.