Ana Rosa Quintana y Luis del Olmo, embajadores de la Feria Nacional del Vino

El evento celebra su octava edición entre los días 12 y de 14 de mayo en Ciudad Real y contará con la presencia de más 1.300 bodegas y unos 15.000 compradores.

La periodista Ana Rosa Quintana. / Foto: Ricardo García / Europa Press.
La periodista Ana Rosa Quintana. / Foto: Ricardo García / Europa Press.

Europa Press. Los periodistas Ana Rosa Quintana y Luis del Olmo, que ostentan la figura de embajadores de la Feria Nacional del Vino que se celebra en Ciudad Real a partir de este 12 de mayo, han hablado del “amor” que profesan a este producto y la relación que han tenido con este alimento a lo largo de sus días.

Así, Quintana relaciona el amor que le ha ido cogiendo al vino con las reuniones familiares especiales, con la gastronomía y con la amistad. Confiesa que no es de “copas largas ni de otro tipo de bebidas”, pero sí recuerda que, en las reuniones familiares, en las ocasiones importantes, el vino, “el buen vino, es un elemento de referencia”

La periodista, que es una de los cinco embajadores del vino de la Feria Nacional del Vino, ha asegurado que la persona que puede que le haya influido más en ir apreciando cada vez más el vino y profundizar en el conocimiento del mismo ha sido una compañera de profesión, Carmen Valiño, que también estará en esta edición de Fenavin.

Ha celebrado la incorporación de gente joven al mercado del vino, ya que reconoce que la comercialización puede haber sido un hándicap en el pasado, pero que ya se está superando con la juventud “que aporta nuevas iniciativas para llegar a más gente”.

De su lado, el periodista Luis del Olmo ha reconocido que, siendo más “pequeño”, le hubiera gustado estudiar para ser enólogo. Pero, tal y como ha explicado, vivir en El Bierzo leonés, por su tradición minera del carbón, le “obligaba” a estudiar “para facultativo de minas”.

Finalmente fue el periodismo la rama que le llamó, pero en todo caso, se ha mostrado “orgulloso” de tener una “gran bodega con los mejores vinos” en su casa de Roda de Bará, en Tarragona.

Aumenta el consumo de vino con denominación de origen.
Aumenta el consumo de vino con denominación de origen.

Del Olmo, que ha puesto en valor los vinos de su tierra natal aunque “todavía tienen camino que recorrer”, se ha mostrado confiado en que el hecho de que estén presentes en Fenavin sirva para darles “un empujón”.

Más de 1.300 bodegas. La Feria Nacional del Vino (Fenavin), que celebra su octava edición entre los días 12 y de 14 de mayo en Ciudad Real, tiene como objetivo fundamental el negocio con la presencia de más 1.300 bodegas y unos 15.000 compradores, unos 3.000 provenientes de 65 países.

Desde su primera edición, en 2001, uno de los actos que más ha atraído ha sido el nombramiento de los denominados ‘Embajadores del vino’.

En esta ocasión serán cinco en total, y además de Quintana y Del Olmo, un tercer “embajador”, aunque esta vez sin el “título oficial”, es Custodio Zamarra, durante 41 años sumiller del restaurante Zalacaín, ahora jubilado.

Zamarra ha reconocido que en todo caso “de esto de sumiller no se jubila uno nunca”. Y el título de ‘Embajador’ se lo tiene ganado, ya que desde la primera edición de Fenavin, en 2001, es un fijo de la feria.

El exsumiller, un toledano de Villatobas, en esta edición de Fenavin va a celebrar una cata de diez vinos donde estarán representadas varias denominaciones de origen de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. como son Uclés, Méntrida y Mancha.

Ese mismo día, por la tarde, intentará explicar a los profesionales de la restauración que acudan la charla que está prevista cuál es la función de un sumiller. En esta ocasión, un trato que también tiene que ver con el amor a este producto para que el cliente disfrute en las mejores condiciones del vino más adecuado en cada ocasión.

Para ello, es preciso seguir con mimo todo el proceso que va desde la compra del vino en la bodega, el transporte, hasta su presentación en la mesa, cuidando que el maridaje con los alimentos que se van a consumir sea el preciso, explica Zamarra.

Potencial del sector. Estos tres embajadores coinciden en destacar el “potencial cuantitativo y cualitativo” del sector vinícola español, que para Luis del Olmo se ejemplifica con el hecho de que en España existan en este momento 69 denominaciones de origen.

Ser embajadores oficiales del vino no saben muy bien a qué les obliga, pero tienen claro que oportunidades como las que genera Fenavin, en la que Quintana y Del Olmo estarán presentes por primera vez, son importantes para que este potencial de la industria del vino española abra nuevos mercados y crezca.

Zamarra, como castellano-manchego, se refiere a los vinos de esta tierra y señala la “pérdida de complejos” de los mismos con respecto a otros vinos de otras latitudes, que ha hecho que poco a poco se les vaya conociendo y reconocimiendos.

Las diferentes tierras donde se cultivan las uvas para producir los diferentes vinos, el cuidado que los agricultores les dan, el uso de diferentes variedades, son un proceso que reconocen los tres y que resume Luis del Olmo en una frase como compendio de toda una filosofía, al asegurar que “el vino es un acto de civilización”.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.