Sinceridad vital abrumadora: ‘A cambio de nada’

Un adolescente perdido que busca su lugar en el mundo es el protagonista de esta cinta con la que Daniel Guzmán se estrena en la dirección de largometrajes.

Cartel de la película 'A cambio de nada'.
Cartel de la película ‘A cambio de nada’.

Carlos Fernández / @karlos686Daniel Guzmán se estrena como guionista y director en el largometraje con A cambio de nada (ya se estreno en el cortometraje con Sueños en 2003 con el que, además, gano un Goya). Esta película le dio hace unas semanas la Biznaga de Oro a la mejor película en el Festival de Málaga, así como el premio a la mejor dirección y mejor actor secundario para Antonio Bachiller. Resulta sorprendente el filón de algunos actores consagrados, como es el caso no solo de Guzmán sino de Paco León (Carmina o revienta) o Zoe Berriatúa (la reciente Los héroes del mal), que también se iniciaron en Málaga y demostraron su talento en dicho festival.

A cambio de nada invita al espectador a entrar en una historia conmovedora y divertida a partes iguales. La comedia dramática de Guzmán hará viajar al espectador a una historia biográfica de un adolescente perdido que busca su lugar en el mundo con una historia personal, con la que el espectador, tratado como una persona inteligente, podrá adentrarse en las distintas peripecias de un guión tan entretenido como divertido.

La puesta en escena de Guzmán, así como su imaginación, resulta más que eficaz. “Me gustan las películas de Haneke, Von Trier… pero siempre me acaba saliendo comedia, no puedo evitarlo”, declaró Guzmán en el Festival de Málaga en la presentación de la película entre risas. La cinefilia de su director, así como su capacidad de dirección de actores, dotan a A cambio de nada de una sinceridad vital que hará al espectador reír, disfrutar y emocionarse en una de las más seguras apuestas para los Goya del año que viene, especialmente a la dirección novel.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.