Estudiantes de Madrid diseñan sus proyectos para luchar contra el despilfarro

El Programa 4º ESO+empresa de la Cátedra Banco de Alimentos se desarrolla en la Comunidad con el fin de acercar el sistema educativo y el mundo laboral.

Los jóvenes durante la fase de preparación.
Los jóvenes durante la fase de preparación.

Redacción. Los becarios de la Cátedra Banco de Alimentos dirigieron los pasados días 24 y 25 de marzo una práctica diseñada por la entidad para el ‘Programa 4º ESO+empresa’, la cual fue realizada en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos.

El Programa 4º ESO+empresa es una iniciativa puesta en marcha por la Comunidad de Madrid. Tiene el estatus de actividad extraescolar y se desarrolla de forma voluntaria con el fin de acercar el sistema educativo y el mundo laboral, para que los jóvenes estén mejor preparados a la hora de tomar decisiones sobre su futuro académico y profesional, motivándoles y dotándoles de las destrezas necesarias. Dentro del programa, la Cátedra Banco de Alimentos-UPM aportó ‘Aprender a trabajar por proyectos mediante la realización de un mini-Proyecto en equipo sobre Consumo Racional’. En esta actividad participaron tres clases de distintos colegios de la Comunidad de Madrid.

El objetivo fue aprender a trabajar por proyectos, a partir de una simulación de un ambiente empresarial real. Los proyectos que formularon los alumnos tenían como tema principal la disminución del despilfarro en el propio entorno. Se pretendía que los alumnos experimentasen la importancia del trabajo en equipo y el desarrollo de competencias, como son la comunicación, la negociación, la capacidad de escucha, la planificación y el liderazgo. Para la realización de este mini-proyecto los alumnos siguieron las fases de formulación de un proyecto, como son la preparación, el análisis y diagnóstico, diseño de la idea y por último la documentación y comunicación.

Diseñando el proyecto.
Diseñando el proyecto.

La asignatura, con una duración de dos horas, comenzó con una exposición realizada por los becarios de la Cátedra. En ella se ofrecieron datos sobre el despilfarro de alimentos que se produce cada año en España, Europa y en el mundo. Esa información se complementó con la proyección de un vídeo sobre el aprovechamiento de la comida y el derroche de la misma.

Además, vieron las funciones de los bancos de alimentos, la manera de colaborar con ellos, y propusieron algunas ideas para evitar que se continúe tirando comida, como la reutilización de las sobras, servirse menos comida y repetir en lugar de llenar el plato más de lo que podemos comer, hacer batidos con la fruta muy madura, etc.

Una vez terminada la exposición llegó el turno de los alumnos donde se hicieron grupos de cuatro o cinco personas y comenzó el proyecto.

En la Fase 1 (la preparación) se realizó una lluvia de ideas. Se seleccionaron tres de cada grupo y de ellas se eligió una para ponerla en marcha.

En la Fase 2 (análisis y diagnóstico), tuvieron que pensar sobre la situación actual, agentes involucrados y situación futura sin proyecto.

Por último, en las Fases 3 y 4 (diseño de la idea y documentación-comunicación) se desarrolló con mayor profundidad la idea seleccionada para la realización del mini-proyecto y para terminar se expusieron los diferentes proyectos y se valoraron los posibles aspectos a mejorar.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.