Xavier Vilató: “Desde niño la creación artística ha formado parte de mi vida”

El artista, sobrino nieto del pintor Pablo Picasso, presenta en Andalucía su exposición 'Xavier a la luz de la luna', una muestra que recoge la trayectoria del artista y en que la noche y la luna son los elementos predominantes.

Xavier Vilató trae su exposición 'Xavier a la luz de la luna' a Huelva.
Xavier Vilató presenta su exposición ‘Xavier a la luz de la luna’ en Huelva.

ILG. El artista francés Xavier Vilató, sobrino nieto del pintor malagueño Pablo Picasso e hijo del también pintor Javier Vilató, llega a tierras onubenses para presentar, por primera vez, una muestra en la que se reúnen las obras, realizadas por el pintor, desde 1977 hasta 2014. La exposición, que estará expuesta en la Sala de la Provincia de Huelva hasta el próximo 9 de mayo, incluye distintas piezas en varios formatos que forman parte de la trayectoria profesional del artista.

‘Xavier a la luz de la luna’ hace un recorrido por las distintas etapas que ha ido atravesando el poeta y que tiene como denominador común la noche, la oscuridad y la luna, unos elementos que, según ha contado el sobrino nieto de Pablo Picasso, “han estado muy presentes en la imagen que yo tenía de Huelva antes de venir. La primera vez que pisé tierras onubenses fue durante el centenario de la publicación de Platero y yo, una obra en la que la luna está muy presente. Pensé que era como un signo, por eso pensé en hacer algo diferente a lo que había enseñado en otras exposiciones”, cuenta.

Vilató junto a una de sus obras.
Vilató junto a una de sus obras.

Vilató pertenece a la tercera generación de artistas encabezados por el “abuelito Pepe”,  padre de Picasso y bisabuelo del artista francés. “Yo vengo de una familia de artistas, no solo de pintores, también escritores, pero mi vínculo con la pintura me viene por parte paterna y materna, mi abuelo materno también era pintor. Desde niño la creación artística ha formado parte de mi vida y la he vivido como algo muy natural”, cuenta el artista. Y es que su infancia pasó entre pinceles, pinturas e importantes obras que han marcado la historia de la disciplina artística. “Antes de saber de quién era el cuadro, yo ya lo reconocía. En mi casa la pintura ha sido algo muy natural, siempre estuve en contacto con el arte y fui construyendo cosas, de tal forma que cuando pasaron los años y crecí, me di cuenta de que era artista”, dice Vilató.

Una forma de crear que le ha llevado a romper con las tendencias actuales y conservar lo tradicional del arte. Según cuenta Vilató, “mi principal sino es la batalla de la artesanía contra la industria. Con el paso de los años he visto desaparecer el saber hacer de las cosas, he visto cómo la industria ha ido acabando con la artesanía, cómo el arte se ha transformado en un producto”. Para Xavier el arte es más que una moda y una tendencia, “para mí el arte es mucho más profundo”.

La muestra es una retrospectiva a los 40 años de trabajo del artista.
La muestra es una retrospectiva a los 40 años de trabajo del artista.

Una de las características de la exposición que el sobrino nieto de Picasso lleva a Huelva y que le ha acompañado a lo largo de toda su trayectoria profesional es su cercanía con la cotidianidad y el día a día de la gente. “Hay un tipo de modernidad que se aleja de la gente. Nunca he pintado para los museos, sí para la gente. El pintor tiene que estar en la vida y eso es algo crucial”, asegura el artista.

A pesar de vivir rodeado de artistas, la trayectoria profesional de Vilató ha estado marcada por hacer algo diferente a lo que los demás hacían, “el estilo es algo que se construye con el artista a lo largo de su vida. Quizás lo que más me defina sea mi huella en cada una de las pinturas, hacer pintura con pintura, algo revolucionario en los 70 y que no hacían los de mi generación. Los artistas se han ido alejando de la gente, han trabajado para los museos y yo he sido contradictorio. Mi pintura es un cuaderno de mi vida, cada vez que me compran un cuadro se llevan una parte de mí. Intento estar en cada pincelada y en cada cosa que hago”, dice Xavier Vilató.

El Guernica de Picasso es uno de los símbolos de este ciclo.
Vilató es el sobrino nieto de Pablo Picasso.

“Mi abuelo y mi tío abuelo me enseñaron que lo más importante es la calidad que tengan mis obras, que no sean frías y que tengan alma. Eso es algo que he intentado llevar siempre a la práctica en cada una de mis creaciones”, cuenta el artista. Y es que las figuras de sus antepasados están presentes en sus obras y en su estilo “desde pequeño he visto mucho arte a mi alrededor, he crecido con él, pero cuando pinto intento no pensar en nada y solo actuar. La pintura la tienes que vivir, tienes que estar activo, es algo sensorial”, asegura el sobrino nieto de Picasso.

Además de a la pintura, Vilató se ha dedicado al mundo del cine.
Además de a la pintura, Vilató se ha dedicado al mundo del cine.

Quizás lo que más define a Xavier Vilató es su afán por sorprenderse a sí mismo y a todas las personas que disfrutan de sus obras. Y es que el artista no solo se dedica a la pintura, también hace cine y montajes en los que combina el cine con el arte. “He trabajado durante bastante tiempo en una película de ciencia ficción en Barcelona en la que se combinaban las dos disciplinas y en la que el público ha disfrutado mucho, se ha sorprendido y eso es algo que me fascina”.

Actualmente, entre los distintos proyectos en los que está trabajando, se encuentra una exposición en Málaga que recogerá la obra de las tres generaciones de pintores a la que pertenece Vilató y que se expondrá en la Casa Natal de Picasso.

 Xavier en su taller de paris. Foto Régis Rousseau.
Xavier en su taller de paris. Foto Régis Rousseau.

‘Xavier a la luz de la luna’ es, en palabras del artista, un hilo ininterrumpido, una retrospectiva a sus 40 años de carrera profesional como pintor. Pinturas, objetos, montajes, esculturas de cartón, “todas vistas desde un ángulo nocturno. En ella se aprecian todos los palos en los que he trabajado y se aprecia en cada uno de ellos la pasión que despierta en mí el trabajar en ámbitos distintos desde la nocturnidad: la noche y la luna son mágicas y la luna de Andalucía es especial”, cuenta.

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 9 de mayo, en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas de lunes a viernes, y los sábados de 10.00 a 14.00 horas.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.