‘Felices 140’, una lección sobre la ambición del ser humano

Gracia Querejeta reúne a un amplio elenco de grandes actores, con Maribel Verdú al frente de esta comedia negra, que sacan lo peor de sus personajes cuando se enteran de que una amiga ha ganado el Euromillón.

Escena de 'Felices 140'.
Escena de ‘Felices 140’.

Carlos Fernández / @karlos686. La amistad no tiene precio salvo si no hay amistad. El bien y el mal son relativos, así como lo que es normal y lo que no, y en Felices 140, sorpresa demasiado grande para aquellos que conocemos el cine de su directora, Gracia Querejeta, personas normales y “buenas” sacan los dientes ante la oportunidad de desplumar a una íntima amiga o familiar que ha ganado 140 millones de euros en el Euromillón. El cine de Gracia Querejeta ya había hablado de las relaciones familiares y ya había tenido otras dos veces más a Maribel Verdú como protagonista. Quizá la diferencia esencial sea el terreno que pisa la directora, una comedia negra dramática que mantiene la atención todo el tiempo y que, acorde a las necesidades de un guión tan trabajado como éste, sabe que frenar la tensión es impensable. Es por eso que la directora pone toda la carne en el asador y sale más que victoriosa.

La composición de los planos, en los que vemos a muchos personajes colocados de una forma muy marcada (tanto que puede recordar a una obra de teatro), y la dirección de actores hacen de la película una experiencia narrativa e interpretativa bastante interesante con ecos de Mama cumple 100 años de Carlos Saura, Agosto de John Wells o Un dios salvaje de Roman Polanski. La película no tiene mucha voz propia y puede que la sensación de haber visto algo así antes esté presente durante el visionado. Pese a todo, creo que quien no se lo pase bien, o no debata consigo mismo, durante la proyección de Felices 140 es porque no quiere. El mensaje moral tan transparente que pretende dar la película no resulta nuevo y eso hace que el espectador se refugie en la historia y, sinceramente, eso no le siente mal a la película, ya que el espectador no va al cine a que le regañen.

felices 140La estructura de la historia de Felices 140 es divertida y trágica a la vez. El guión, escrito por Querejeta y Antonio Mercero (La cabina), posee todo lo que un guión brillante debería tener, entre otras cosas, una gran sorpresa en la trama que se encaja bastante bien y que rompe la película en dos partes muy marcadas. Las interpretaciones, destacando en especial a Maribel Verdú y Marian Álvarez, son todas magníficas y es uno de los grandes alicientes de la película: ver actores de la talla de Antonio de la Torre, Nora Navas o Eduard Fernández dando una lección de la ambición del ser humano. Puede que la primera película de Gracia Querejeta que me tomo en serio y muy gratamente sorprendido y agradecido por la lección de narrativa audiovisual que es Felices 140 que, pese a sus imperfecciones, es absolutamente brillante.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.