El copiloto del avión de Germanwings recibió tratamiento psicológico por tendencias suicidas

Europa Press. La Fiscalía de Düsseldorf, que está investigando al copiloto del avión de Germanwings que se estrelló el pasado 24 de marzo en los Alpes franceses, ha informado de que Andreas Lubitz recibió hace varios años, antes de obtener su licencia como piloto, “atención psicoterapeútica por tendencias suicidas” durante un periodo prolongado.

En un comunicado, la Fiscalía ha descartado “especular” sobre los motivos que llevaron a Lubitz a, presuntamente, estrellar de forma intencionada el Airbus A320 con 150 personas a bordo tras hablar con varias personas de su entorno personal y laboral y ha defendido que sustentan su investigación solo en hechos.

Según ha añadido, la documentación médica incautada en la vivienda del copiloto no apunta a ninguna “enfermedad orgánica”.

Sí se ha podido averiguar que “el copiloto recibió hace varios años, antes de obtener el permiso como piloto, durante un periodo prolongado tratamiento psicológico por tendencias suicidas”.

Desde entonces y hasta los últimos tiempos, Lubitz estuvo de baja tras otras visitas al médico, “sin que se atestiguaran tendencias suicidas o agresividad hacia extraños”, ha puntualizado la nota, firmada por el fiscal Ralf Herrenbrück.

El pasado 27 de marzo, la fiscalía reveló que Lubitz tenía un parte de baja roto en su vivienda que le eximía de ir a trabajar el día de la tragedia, si bien no especificó qué enfermedad le aquejaba.

Durante el fin de semana, varios medios han publicado informaciones sobre los problemas psicológicos del copiloto e incluso problemas de visión que podrían haber puesto en peligro su futuro como piloto.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.