La Guardia Civil detiene a cuatro personas pertenecientes al ‘frente de cárceles’ de ETA

Los arrestados participaban de manera activa en el denominado Núcleo de Coordinación, un espacio diseñado para controlar el llamado 'frente de cárceles'.

Un coche patrulla de la Guardia Civil.
Un coche patrulla de la Guardia Civil.

Redacción. Efectivos de la Guardia Civil, en la denominada operación Pastor desarrollada bajo la dirección de la Audiencia Nacional y la coordinación de la Fiscalía de la propia Audiencia, han detenido este 25 de marzo a cuatro personas que formaban parte de la estructura conocida como Núcleo de Coordinación/Koordinazioa Gunea-KG, un espacio diseñado y liderado por ETA.

Los cuatro arrestados son Fernando A.I., detenido en San Sebastián; Ohiana B.S., detenida en Pamplona; Nagore L.L.C., detenida en Zamudio (Vizcaya) e Izaskun A.G.A., detenida en Campezo (Álava).

Asimismo, se ha procedido a realizar sendos registros en los domicilios de los detenidos, habiéndose incautado documentación en formato papel y soportes y equipos informáticos, todo ello pendiente de ser analizado.

Los detenidos formaban parte de un espacio de coordinación diseñado y liderado por ETA, el denominado “KG”, en el que se definía la estrategia que debía ser seguida por las diversas organizaciones pertenecientes al “frente de cárceles” de la organización terrorista y desde donde se trasladaban las líneas de acción a seguir para mantener la unidad de acción del citado frente.

En el KG confluían los representantes de distintas organizaciones de apoyo a los presos de ETA que asistían a las reuniones del Núcleo de Coordinación/Koordinazioa Gunea-KG conscientes de que integraban un espacio de coordinación diseñado y liderado por ETA y de que subordinaban sus actividades y las de las organizaciones a las que representaban a los intereses de la organización terrorista, contribuyendo a la unidad de acción de todo su “frente de cárceles”. Esos representantes, a modo de “desdoblados”, materializaban posteriormente las directrices de ETA.

El KG elaboró un protocolo específico para concretar las actuaciones de cada organización del “frente de cárceles” ante las posibles incidencias que se produjesen entorno a los presos de ETA. En este protocolo se abordaba la constitución de un “gabinete de crisis” en el que participaban miembros de las distintas organizaciones del “frente de cárceles” de ETA.

Estas actividades realizadas en el marco del KG se regían bajo el principio de “unidad de acción”, de modo que cada una de las organizaciones que participaban en este espacio de coordinación, bajo la dirección y supervisión del KT-KoordinazioaTaldea, tenían por objeto complementar la actividad realizada por la organización terrorista ETA atendiendo a cada uno de los ámbitos sectoriales en los que se desenvuelven.

De este modo, ETA instrumentalizaba a las organizaciones asistentes a las reuniones del Núcleo de Coordinación/Koordinazioa Gunea-KG a través de sus dirigentes, quienes participaban en el espacio de coordinación y que actuarían, a modo de “desdoblados”, para el control de los diferentes ámbitos del “frente de cárceles”. La información aportada por cada una de estas organizaciones en relación a la base carcelaria de ETA se constituía así como un complemento necesario para la planificación y desarrollo de diferentes dinámicas en el exterior de las prisiones, tendentes a garantizar la cohesión interna del propio colectivo de presos de ETA (EPPK).

Cuarta operación. Se trata de la cuarta operación que la Guardia Civil realiza desde septiembre de 2013 contra las diferentes estructuras que configuran el denominado “frente de cárceles” de ETA, bajo la dirección de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía de la misma Audiencia.

Las tres operaciones anteriores se dirigieron hacia la “Dirección Nacional” de Herrira en septiembre de 2013; los integrantes del Koordinazioa Taldea-KT en enero de 2014, y la estructura del Colectivo de Abogados-BL así como los responsables del aparato de tesorería de Herrira (“Sostengu”) en enero de este año, resultando imputadas más de 40 personas.

La operación Pastor avanza en el proceso de lograr la desarticulación plena del “Núcleo de Coordinación/Koordinazioa Gunea-KG” del “frente de cárceles”.

La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.