Desarticulan en Málaga una red dedicada al uso de tarjetas de crédito clonadas

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas, entre ellas el máximo responsable de la organización. Además, se sospecha que la organización podría haber estafado a un total de 80 víctimas, la mayoría ciudadanos británicos.

Se han efectuado dos registros domiciliarios en Ceuta.
La Policía Nacional ha detenido a ocho personas.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Málaga una organización dedicada al uso de tarjetas de crédito clonadas que podría haber estafado a un total de 80 víctimas, principalmente ciudadanos británicos. Hasta el momento han sido detenidas ocho personas, entre ellas el máximo responsable de la organización.

Los arrestados utilizaron una empresa fantasma para tratar de justificar el uso de cerca de 85.000 euros provenientes de las tarjetas clonadas. Los agentes se han incautado de un total de 21 coches supuestamente adquiridos con dinero de origen delictivo, según han informado desde la Comisaría Provincial.

La investigación comenzó sobre varios movimientos sospechosos en la cuenta bancaria de una mercantil de reciente creación. Los agentes analizaron diferentes cuentas, movimientos, sociedades mercantiles y operaciones con tarjetas de crédito a nivel internacional, han precisado en un comunicado.

Las pesquisas mostraron la existencia de una empresa de reciente creación (debidamente regularizada y dada de alta en el registro mercantil) que había contratado un dispositivo para cobros con tarjeta bancaria (TPV). Esta nueva mercantil recibía pagos de importes elevados por transacciones de vehículos, pagos que eran seguidamente transferidos a otras cuentas de un mismo beneficiario.

Los investigadores comprobaron que dichos vehículos no existían. Los agentes observaron también que los titulares de las tarjetas con las que se realizaban dichos pagos eran siempre ciudadanos extranjeros, en su mayoría de Reino Unido. A veces, incluso, repetían los cargos sobre las mismas tarjetas.

Gran parte del dinero que la empresa ficticia ingresaba por su TPV iba destinado a cuentas cuyos titulares eran testaferros de la organización que ponían su nombre a cambio de una comisión. Uno de los responsables de este entramado era el encargado de dar apariencia legal al dinero de procedencia ilícita, después de que los testaferros sacaran el dinero en efectivo y se lo entregaran al cabecilla de la trama, un empresario residente en Mijas.

Hasta el momento, los agentes han detenido a ocho personas, entre ellas el líder de la organización. Los arrestos se han producido en las localidades malagueñas de Mijas, Fuengirola, Campillos y Marbella, así como en Benidorm (Alicante) y Mahón (Menorca).

Los arrestados, dirigidos por el líder del grupo organizado, tenían un reparto de funciones para crear empresas fantasma y productos financieros, obtener datos de números de tarjetas de crédito extranjeras, clonación, uso fraudulento de medios de pago y testaferros que se encargaban de sacar en metálico el dinero obtenido de manera ilegal.

Durante el operativo se han practicado seis registros, cuatro en domicilios y dos en locales comerciales. En total, se han incautado 21 vehículos, 14 tarjetas listas para ser clonadas, un dispositivo para clonación de tarjetas, cinco ordenadores (tres portátiles y dos de sobremesa), dos terminales de pago con tarjeta de crédito (PTV), unidades de memoria y varios teléfonos móviles. La investigación continúa abierta.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.