El color del dibujo de los niños se relaciona con la comprensión infantil de la vida vegetal

Una investigación de la Universidad del País Vasco sobre el uso de la paleta cromática antes de los ocho años ha sido publicada en la revista 'Journal of Biological Education'.

Dibujo a los cuatro y los seis años de edad.
Dibujo a los cuatro y los seis años de edad.

Redacción. Cuando los niños en educación infantil y primaria dibujan y colorean también expresan su comprensión del mundo y estos dibujos están relacionados con su madurez. El dibujo es el idioma espontáneo de la infancia y los lápices de colores las herramientas para representar los objetos, pero ¿cómo los utilizan cuando se trata de la vida vegetal?

Según las conclusiones de una investigación realizada por el profesor de la Escuela de Magisterio de Bilbao de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), José Domingo Villarroel, a más edad, más realismo al representar la vida vegetal. La revista Journal of Biological Educatión, editada por la Society Biology, ha publicado la investigación ‘Dibujos de los niños pequeños de la vida vegetal: un estudio sobre el uso de los colores y su relación con la edad’.

Entre las conclusiones del estudio destacan que los niños mayores representan el mundo vegetal con una paleta de color más limitada pero más realista. Aparecen el sol y la lluvia, es decir, comprenden su importancia, y distinguen el árbol y las hojas, o sea diferencian las partes de las plantas.

José Domingo Villarroel, tras analizar los datos de la investigación concluye que “las actividades relacionadas con el dibujo y el color pueden ser herramientas muy útiles en la educación infantil para explicar la biología e, incluso, en el diseño de material educativo para niñas y niños que tienen dificultades de expresión”. Tras cuantificar los datos sobre edad, elementos pictóricos, colores utilizados y superficie pintada, la investigación muestra que la forma de reflejar el mundo vegetal en la muestra estudiada es diferente según la edad, pero hay muy pocas diferencias según el sexo.

Proceso de análisis. La coloración es una de las características más destacadas de los dibujos infantiles. Es por ello que Villarroel estudia la forma en que los niños de entre cuatro y siete años utilizan los colores, pero también los elementos pictóricos y el área que pintan para representar el mundo natural. Para efectuar su investigación, ha analizado los dibujos realizados por 54 niñas y 40 niños de tres escuelas públicas de Bizkaia ubicadas en municipios de 4.000 y 6.000 habitantes.

El profesor de la UPV/EHU, con la ayuda de un muñeco, explicó que éste no conocía nada sobre el mundo vegetal y sugirió a los pequeños que podían explicarle qué son las plantas a través de los dibujos. En no más de 15 minutos, cada participante, primero dibujando y después con los colores, expresó su manera de entender la realidad vegetal para ayudar a la marioneta. Cada uno dispuso de 10 lápices (negro, gris, marrón, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, rosa y violeta) y mientras coloreaban también fueron registradas las explicaciones que sobre las plantas dieron al muñeco. Los dibujos fueron realizados de manera individual ante el investigador en una sala contigua a la clase o en un espacio específico en la misma aula. Para plantear el tema a las niñas y los niños Villarroel también contó con la colaboración del profesorado en cada clase.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.