Desarticulado en Valencia un grupo que defraudó 210.000 euros al SEPE y Seguridad Social con empresas ficticias

En la operación, han sido detenidas 23 personas, 15 mujeres y ocho hombres de entre 21 y 62 años, de origen español, como presuntos autores de los delitos de falsificación documental y estafa.

Coche de la Policía Nacional.
Coche de la Policía Nacional.

Redacción. La Policía Nacional ha desarticulado en Valencia un grupo dedicado a la constitución de empresas ficticias, simulación de negocios y contratos de trabajo con el fin de obtener altas y períodos de carencia en la Seguridad Social y así conseguir prestaciones públicas indebidas. Se calcula que habrían llegado a defraudar 210.000 euros al Servicio Público de Empleo (SEPE) y la Seguridad Social.

En la operación, desarrollada en la provincia, han sido detenidas 23 personas, 15 mujeres y ocho hombres de entre 21 y 62 años, de origen español, como presuntos autores de los delitos de falsificación documental y estafa.

Las investigaciones se iniciaron a principios de enero al tener conocimiento los policías a través de un informe de la Unidad Especializada de la Seguridad Social de que una empresa presentaba irregularidades en materia de afiliación, altas y desempleo de trabajadores.

Durante las mismas averiguaron que la empresa estaba presuntamente creada o mantenida con el único fin de defraudar, ya que tenía un elevado número de contrataciones en un corto espacio de tiempo y una elevada rotación de afiliados. Además, entre diciembre de 2009 y marzo de 2010 tenía unas deudas a la Seguridad Social que ascendían a 54.279 euros.

Continuando con las investigaciones los policías averiguaron que esta empresa no tenía ni sede ni actividad real y que la persona que organizaba la trama utilizaba a un testaferro u hombre de paja que era quien daba nombre a la misma, organizaba y simulaba la contratación, transacciones y altas y bajas de los falsos trabajadores.

Los agentes se percataron de la existencia de irregularidades en relación con las altas y las bajas de los presuntos trabajadores, cuyo fin era generar períodos de carencia en la Seguridad Social de los mismos y así poder acceder para percibir las diversas prestaciones del desempleo, de la Seguridad Social y obtención y renovación de permisos de residencia.

Así, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia han sido detenidas en Valencia y provincia entre el 12 de febrero y el 6 de marzo 23 personas como presuntas autoras de los delitos de falsificación documental y estafa. Continúan las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.