Descubren una nueva especie fósil de tortuga en Teruel

'Toremys cassiopeia' es la nueva especie fósil de tortuga de agua dulce que los paleontólogos han descubierto en Ariño. El hallazgo de esta especie se suma al de los dinosaurios 'Proa' y 'Europelta' hallados en este mismo yacimiento.

La nueva tortuga Toremys cassiopeia era de agua dulce y vivió hace más de 100 millones de años. / Foto: Fundación Dinópolis
La nueva tortuga Toremys cassiopeia era de agua dulce y vivió hace más de 100 millones de años. / Foto: Fundación Dinópolis.

Redacción. La recuperación y la preparación paleontológica de tres ejemplares fósiles de tortuga procedentes del yacimiento Mina Santa María de Ariño (Teruel) han permitido a paleontólogos del grupo de Biología Evolutiva de la Facultad de Ciencias (UNED) y de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis confirmar el hallazgo de Toremys cassiopeia, una nueva especie fósil de tortuga de dulce.

El nombre científico de la nueva tortuga homenajea al toro (Toremys), que forma parte del escudo de la provincia de Teruel, y a Cassiopeia (cassiopeia), la tortuga de la obra literaria Momo que conocía cómo viajar hasta la morada del administrador del tiempo.

Toremys se convierte en la tortuga pleurostérnida más moderna del registro mundial, dado que procede de sedimentos del Albiense que son casi 30 millones de años más modernos que los que contenían cualquier tortuga pleurostérnida conocida hasta el momento.

El nuevo estudio, publicado en Cretaceous Research, aporta información novedosa para poder descifrar la distribución y evolución de las tortugas de agua dulce de Europa, pues el registro de tortugas pleurostérnidas cretácicas está confinado a este continente.

Un yacimiento completo. La nueva tortuga procede del mismo yacimiento donde se han descubierto un nuevo dinosaurio tireóforo (Europeltacarbonensis), un nuevo dinosaurio ornitópodo (Proa valdearinnoensis), dientes de dinosaurios terópodos (carnívoros), dos nuevos cocodrilos (Hulkepholis plotos y Anteophthalmosuchus escuchae) y tres nuevos ostrácodos (Theriosynoecumarinnoensis, Theriosynoecumescuchaensis y Rosacytheredenticulata). Además, también se han recuperado bivalvos, gasterópodos, ámbar, coprolitos y restos de peces óseos y cartilaginosos.

Este yacimiento lo descubrió el equipo de paleontólogos de la Fundación Dinópolis en 2010 y la nueva tortuga de agua dulce permite completar el ecosistema de esta zona de la península ibérica durante una parte el Cretácico inferior (113 y 100,5 millones de años).



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.